5 motivos por los que amar el fútbol

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

amor por el futbol
¿Qué es lo que más te gusta del fútbol? Hay muchas cosas que nos han enganchado al deporte rey, al que más se practica en todo el mundo año tras año. Tal vez esto último se deba a que es muy fácil montar una portería y fabricar una pelota aunque sea de papel. Sin embargo, hay otros motivos que explican que hayamos perdido la cabeza por ese gran invento llamado fútbol.

La emoción

Un partido de fútbol puede mantenerte en tensión durante 90 minutos. Es verdad que hay algunos partidos que son soporíferos, pero todo puede cambiar en cuestión de segundos. Es un deporte en el que no pasan tantas cosas como en el baloncesto o el tenis, pero eso no significa que no se viva con la misma intensidad desde las gradas o desde el sofá de casa.

El fair play

Hemos visto insultos, patadas y otros gestos que no vale la pena recordar. Sin embargo, también hay que mencionar la deportividad que se respira en muchos estadios del mundo. Aficionados, entrenadores y jugadores deben dar ejemplo para que sea un espectáculo en mayúsculas. Al fin y al cabo estamos hablando de un juego en el que a nadie le va la vida, si bien es cierto que a determinados niveles hay mucho dinero en juego.

Schweinsteiger y Messi

La superación

No hay mejor ejemplo que el del Leicester City para hablar de superación, y más concretamente Jamie Vardy, que pasó de la séptima división del fútbol inglés a jugar la Eurocopa de Francia con su país en muy poco tiempo. El conjunto dirigido por Claudio Ranieri nos ha dado una lección ganando la Premier League. El dinero no lo es todo porque también cuentan las ganas de superarse, y eso es algo que deberían tener en cuenta clubes tan poderosos como el Chelsea, el Manchester City o el Manchester United a la hora de elaborar sus plantillas.

La competitividad

Si eres una persona competitiva, te gustará ver partidos de fútbol y también jugarlos. Como todo juego, se trata de ganar, aunque ya sabemos eso de que lo importante es participar. No es nada malo ser competitivo en un ámbito así siempre y cuando respetes a los demás y sepas encajar las derrotas. De hecho, estas últimas te pueden hacer crecer como persona si eres lo suficientemente inteligente.

Bale y Kompany

El trabajo en equipo

El fútbol no es como el tenis, el boxeo o el atletismo. Se trata de un deporte en equipo que requiere buen rollo en el vestuario. De nada sirve tener a tres o cuatro jugadores de primer nivel si el equipo no está unido y cada uno hace la guerra por su cuenta. Hay muchos ejemplos de equipos que han triunfado por mantenerse unidos, y uno de ellos es Portugal, que de otra forma no habría ganado la Eurocopa de Francia. Supieron sufrir porque sufrieron juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *