Chile gana su segunda Copa América a costa de una Argentina gafada

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Chile celebrando Copa América 2016
No hay manera. Argentina perdió su tercera final consecutiva tras caer en la tanda de penaltis ante Chile, que conquistó su segunda Copa América. Fue un partido poco atractivo y muy bronco que antes del descanso se cobró dos expulsiones, las de Marcelo Díaz y Marcos Rojo. Las ocasiones brillaron por su ausencia y todo se decidió en la tanda de penaltis, donde Leo Messi envió el balón a las nubes.

Una final demasiado bronca

“La Roja” fue a por todas empleando ese fútbol subterráneo que tan poco nos gusta a los que disfrutamos del buen fútbol. Sabiéndose inferiores, empezaron a dar y amedrentaron a los argentinos, que tampoco se arrugaron a la hora de irse al suelo cuando era necesario.

Higuaín la tuvo en sus botas

Un error de Gary Medel pudo significar el 1-0 en el minuto 21. Perdió el balón en una zona muy delicada y Gonzalo Higuaín se plantó solo ante Claudio Bravo, que le aguantó a las mil maravillas y le obligó a disparar en el peor momento posible. El propio Medel se lanzó a por el balón como si no hubiera un mañana, pero no le hizo falta desviarlo porque se marchó directamente fuera.

Dos expulsiones merecidas

Marcelo Díaz vio la segunda tarjeta amarilla en el minuto 28 por una obstrucción a Messi y Marcos Rojo vio la cartulina roja 13 minutos después por una entrada sobre Arturo Vidal que no venía a cuento. José Mourinho no tardará en cargarse al futbolista del Manchester United, que en la Premier League ha demostrado no estar al nivel que se exige en un grande. En Old Trafford no puedes vivir solo de “pegar palos”.

Arturo Vidal y Leo Messi
Los minutos pasaban y las ocasiones brillaban por su ausencia. La más clara de todas la tuvo el ‘Kun’ Agüero, que cabeceó un centro en la prórroga que no acabó en gol de milagro. Bravo voló para firmar la mejor parada del torneo, sacando el esférico cuando ya se colaba en su portería.

Messi y Biglia fallaron

Ya en la tanda de penaltis, Sergio Romero detuvo el primero de Vidal, pero Messi envió a la segunda gradería el primero de Argentina. El siguiente en fallar fue Lucas Biglia, mientras que los chilenos marcaron los cuatro restantes y finiquitaron la final de la forma más cruel posible para la albiceleste, que una vez más se tiene con conformar con ser subcampeona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *