Alemania Francia
Ser futbolista profesional es el sueño de muchos niños que empiezan a jugar a fútbol por diversión. Todo el mundo quiere convertirse en una estrella, tanto por la fama como por el dinero que se puede llegar a ganar. No nos engañemos, ganarse la vida jugando a fútbol es algo a lo que millones de personas aspiran en todo el mundo.

Para convertirse en un gran futbolista no sólo basta con la calidad técnica, ya sea innata o no, también hay que tener otras cosas. A continuación os comento los que para mí son los requisitos indispensables para ser uno de los mejores con un balón en los pies:

1- Calidad

Sin calidad no se va a ninguna parte, aunque dependiendo de la demarcación es probable que no teniéndola puedas llegar a ser profesional. La posición de central es la que más posibilidades tiene en ese sentido (véase Pablo Ibáñez, por ejemplo).

2- Profesionalidad

Un jugador de fútbol tiene que ser profesional, se tiene que cuidar tanto dentro como fuera de los terrenos de juego. Si bien es cierto que un futbolista es una persona que tiene que disfrutar de la vida en su tiempo libre, no menos cierto es que debe hacerlo sin excesos, respetando los tiempos de descanso y llegando a todos los entrenamientos en condiciones y puntualmente. Futbolistas como Raúl o Carles Puyol son ejemplos de profesionalidad.

3- Mentalidad

De nada sirve ser muy bueno en los entrenamientos si luego en los partidos no se da la talla. Hay muchos jugadores que no saben soportar la presión y no desarrollan su mejor fútbol los domingos. Algunos jugadores de gran nivel sufren ese problema, como por ejemplo Cristiano Ronaldo. El portugués del Real Madrid es probablemente el segundo mejor jugador del planeta. Sin embargo, se esconde en los partidos importantes. Problema de mentalidad sin duda alguna. Es importante que no te creas el mejor, pero tampoco pienses que hay alguien mejor que tú.

4- Actitud

Cuando se juega a fútbol hay que ponerle ganas y actitud. De nada sirve tener mucha calidad si luego se va con miedo. Hay jugadores que no tienen ni chispa de calidad y están jugando en primera división porque lo ponen todo sobre el el terreno de juego. Tener un físico bien trabajado ayuda, pero no es imprescindible.

5- Lesiones

Dentro de una carrera profesional hay que tener suerte con las lesiones. Muchos futbolistas no han podido llegar a lo más alto por culpa de una triada o una rotura de ligamentos muy grave y reiterada. Álvaro de Benito, cantante del grupo musical Pignoise, iba para estrella jugando en el Real Madrid. Sin embargo, una grave lesión le dejó fuera y tuvo que buscarse la vida en otro mundillo bien distinto. Dicen que después de una grave lesión no se puede volver a ser el mismo. Eso mismo pudo sucederle a Ronaldo, quien probablemente hubiera sido como el del Barça durante toda su carrera si el tendón rotuliano de su rodilla derecha le hubiera respetado.

6- Suerte

Como en todo en esta vida, hay que tener suerte y estar en el sitio adecuado en el momento oportuno. Si eres un crack llegarás lejos juegues dónde juegues. Sin embargo, es más fácil llegar si se tiene suerte y si se tienen contactos. En el mundo del fútbol es importante tener un buen representante.