“Desde pequeño soñaba con jugar en el…”

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

Danilo Real Madrid
Es una de las frases más falsas y cansinas de la historia del fútbol. Dicen que hay que hablar en el campo y que ante los medios de comunicación hay que decir lo mínimo posible, pero algunos jugadores se envalentonan cuando tienen un micrófono delante y empiezan a decir tonterías de todo tipo.

El hit de cada verano

En la mayoría de ocasiones, un 95% tal vez, están mintiendo cuando dicen que fichar por “x” equipo era un sueño que esperaban cumplir desde que eran pequeños. La cosa se agrava cuando no estamos hablando de clubes como el Barça, el Real Madrid, el Manchester United o el Milan, ya que fichar por uno de ellos sí que es probable que suponga cumplir un sueño.

Con todos mis respetos, decirlo nada más fichar por el Sporting de Gijón, el Tenerife o la Ponferradina suena más a cachondeo que otra cosa, pero aun así hay jugadores que tratan de ganarse a los aficionados contando historias que ni ellos mismos se creen. Solo les falta decir que a los 7 años ya tenían su habitación empapelada con los colores del club.

Arda Turan Barcelona

Danilo, Arda Turan y Ángel Correa saben de lo que hablo

Tres buenos ejemplos los hemos tenido recientemente en las presentaciones de Danilo, Arda Turan y Ángel Correa. El primero ha fichado por el Madrid, que es el club con el que había soñado toda su vida. Puede ser, pero de ahí a besar el escudo… Tres cuartos del o mismo le ha pasado a Arda en el Camp Nou, donde no ha dudado en besar su nuevo escudo ante el delirio de quienes han asistido a su presentación.

Lo de Ángel Correa todavía ha sido más grave. ¿Fichar por el Atlético de Madrid es el sueño de tu vida? Lo que no entiendo es cómo se puede decir algo así sin que a uno se le note que va de farol. En teoría la cara se te tiene que poner roja o algo por el estilo, pero lo tienen tan bien entrenado que son profesionales hasta para eso.

Angel Correa Atletico

Claro que se pueden sentir unos colores

En fin, la hipocresía forma parte del fútbol y así seguirá siendo mientras el dinero sea lo más determinante a la hora de fichar por un equipo y otro. Para sentir los colores con intensidad y tener sueños hay que ser de casa, como por ejemplo Iker Casillas, Raúl González, Xavi Hernández o Carles Puyol. Ellos sí que han vivido sueños reales y han marcado la diferencia por ese extra de pasión que le han puesto a su trabajo. No pueden decir lo mismo en clubes como el PSG o el Manchester City, que invierten mucho dinero en fichajes y fracasan en Europa. No se dan cuenta de que existe un carácter ganador que se empieza a mamar desde la cantera, un ADN de campeón que no se compra con dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *