El Bayern elimina a la Juventus en una eliminatoria legendaria

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Thiago Alcantara gol
La Champions League es una competición especial. Da pie a que se vivan eliminatorias como la que han disputado el Bayern de Múnich y la Juventus. Parecía que los alemanes la tenían sentenciada en Turín, pero los italianos fueron capaces de igualarla con dos goles en la segunda mitad. Lo mismo sucedió anoche, ya que fueron los hombres de Pep Guardiola los que resurgieron de sus cenizas cuando los de Massimiliano Allegri habían conseguido lo más difícil.

Contraataques letales

La primera parte fue realmente extraña. El Bayern controlaba el balón y trataba de amedrentar a una Juventus que se sentía cómoda metida atrás y saliendo a la contra. De hecho, así llegó el primer gol del partido en el minuto 5, cuando Manuel Neuer y David Alaba se hicieron un lío a la hora de despejar un balón que acabó en las botas de Paul Pogba, que solo tuvo que empujarla utilizando la parte interior.

La sorpresa se hizo todavía más grande al filo de la media hora gracias a Álvaro Morata, que firmó un encuentro espectacular para demostrar que puede llegar a ser uno de los mejores delanteros de Europa. El ex del Real Madrid se la dio a Juan Cuadrado y el colombiano hizo lo que no fue capaz de hacer cuando pasó de puntillas por el Chelsea que entrenaba José Mourinho. Amagó con el disparo y dejó tirado a Philipp Lahm, para posteriormente definir ante un Neuer que estaba vendido.

Juan Cuadrado celebrando su gol

Coman el Bárbaro

Tras la reanudación las cosas cambiaron porque el Bayern sacó todo su arsenal. Guardiola retiró a Mehdi Benatia para dar entrada a Juan Bernat y colocar a David Alaba como central, mientras que Xabi Alonso se fue al banquillo para dejar su puesto a Kingsley Coman, un futbolista que juega cedido por la Juventus en el Bayern y que fue un verdadero dolor de cabeza para la zaga transalpina.

Lewandowski y Müller forzaron la prórroga

De sus botas salieron las mejores jugadas, aunque el Bayern recortó distancias gracias a un centro de Douglas Costa que fue a parar a la cabeza de Robert Lewandowski, que no desperdició la ocasión para darle vida a la eliminatoria. Eso pasó en el minuto 73, así que a la Juventus le esperaba un cuarto de hora muy desagradable.

Los alemanes tiraron de historia y demostraron por qué se les considera uno de los mejores clubes del viejo continente. Colgaron balones al área y lo intentaron por el suelo. Asediaron la portería de un Giangluigi Buffon que fue capaz de aguantarlo todo menos el cabezazo de Thomas Müller en el minuto 90. El internacional germano remató un centro medido de Kingsley Coman y decretó que todo se iba a decidir en la prórroga si no había penaltis.

Muller y Lewandowski

Thiago llevó la locura al Allianz Arena

Los futbolistas aprovecharon para descansar y los entrenadores iniciaron sus charlas. La más llamativa fue sin duda alguna la de Guardiola, todo un experto a la hora de motivar a los suyos. En el minuto 101 le dio por meter a Thiago Alcántara y el ex del Barça respondió a las mil maravillas. Aunque perdió los dos primeros balones que tocó, se resarció adueñándose de un balón que quedó muerto en la frontal del área. Controló, se apoyó en Müller y disparó con mucha colocación para batir a Buffon. Se sacó la camiseta para celebrarlo y no le importó ver la tarjeta amarilla por ello.

Ese tanto que había puesto patas arriba el Allianz Arena llegó en el minuto 108, pero es que solo dos minutos después llegó la sentencia, la estocada final. Coman, cómo no, se la lio a Bonucci y estableció el 4-2 definitivo. Había sido su noche y estoy convencido de que el Bayern ejercerá la opción de compra que se reservó al firmar su cesión. Teniendo en cuenta que solo tiene 19 años, puede ser el sucesor de Franck Ribéry.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *