El Levante desciende a Segunda con un cabreo monumental

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1

Casadesus y Rossi
El Levante ha dejado de ser equipo de Primera División. Anoche certificó su descenso a la categoría de plata en La Rosaleda, donde el árbitro no estuvo especialmente acertado. Bikandi Garrido acabó con las pocas opciones que tenían de salvarse anulando un gol legal cuando el partido estaba 1-1 en el minuto 76 de la segunda mitad. Rubi y algunos jugadores se quejaron amargamente, aunque reconocieron que la debacle no es cosa de un día.

Un final muy polémico

El Málaga, por mediación del croata Duje Cop, abrió la lata en el minuto 30 aprovechando un buen centro de Federico Ricca desde la banda izquierda. Se anticipó a su par y puso la bota para superar a Diego Mariño. A pesar de ello, el Levante no se vino abajo e igualó la contienda antes del descanso gracias Morales, que culminó con éxito un gran contraataque.

Al Levante le hacía falta otro gol y éste llegó en la segunda mitad, pero Bikandi Garrido lo anuló haciendo caso a su asistente, que incomprensiblemente señaló un fuera de juego que nunca existió. Morales remató en posición legal y se fue a celebrar el tanto, pero su alegría duró muy poco y sus compañeros la tomaron con el árbitro.

Tras varias tarjetas amarillas el duelo continuó y el Málaga aprovechó el bajón de los visitantes, que todavía estaban pensando en la jugada del gol anulado. Cop golpeó por segunda vez a falta de un minuto para el final recogiendo un rechace y el Chory Castro sentenció en el tiempo de descuento con un latigazo que dolió tanto como bajar a Segunda.

La temporada del Levante ha sido muy floja y el año que viene les tocará remar mucho para regresar a la máxima categoría. No lo tendrán nada fácil, y sino que se lo pregunten a clubes como el Zaragoza o el Osasuna, que todavía siguen en el infierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *