El madridismo se cansa de Cristiano Ronaldo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Cristiano Ronaldo lamentandose
Cristiano Ronaldo lleva una temporadita horrible. Lejos de aquel día que le endosó cinco goles al Espanyol a domicilio, el portugués no se está encontrando ni a nivel goleador ni a nivel de juego. Sus admiradores lo justifican hablando de su mala relación con Rafa Benítez, algo que no debería servirle teniendo en cuenta que cobra muchísimos millones de euros por temporada.

La peor versión de Cristiano

El pasado sábado volvió a demostrar que no está como en sus mejores tiempos. Apenas intervino en el juego del Real Madrid y se mostró apático en varias fases del partido, como si la cosa no fuera con él. No desbordó ni una sola vez (Florentino tenía razón cuando le dijo que no se iba de nadie) y le vimos poco por el centro del campo pidiendo el balón.

“O Benítez o yo”

Se fue a la ducha cabizbajo, sin ganas de hablar. Sin embargo, en La Gazzetta dello Sport dicen que intercambió impresiones con el presidente, al que presuntamente le habría dicho que si no echa a Benítez se irá. Es un ultimátum que el máximo mandatario blanco debió tomarse muy mal, puesto que el técnico madrileño fue su apuesta y CR7 debería comportarse como un profesional, acatando las decisiones que vienen desde arriba.

Pitos merecidos

Tal vez por ello el público del Santiago Bernabéu también tuvo una ración de pitos para su estrella. No estamos acostumbrados a que pase algo así, pero las circunstancias del partido propiciaban el aluvión de críticas de unos aficionados que se cebaron con todos los jugadores. Con todos menos con los que lo intentaban con más ganas que el resto, como es el caso de Isco. El andaluz sí que se movió de lado a lado para buscar soluciones, así que la grada le dedicó una ovación cuando se marchó expulsado por una patada totalmente innecesaria.

Cristiano Ronaldo Clasico
Hay mal ambiente en el vestuario y la directiva sabe que la situación de Benítez no es la ideal para resolver el problema. Y lo peor de todo no es eso, sino que existe la convicción de que se le está haciendo la cama.

Borrón y cuenta nueva

¿Es normal que pasen estas cosas en una plantilla formada por hombres que cobran una burrada de millones de euros por temporada? A mí no me lo parece. Echar al ex del Nápoles es necesario, pero vender a unas cuantas vacas sagradas también. Y la mejor venta sería sin duda alguna la de Cristiano, que a principios del año que viene cumplirá 32 años. Es el momento de fichar a gente joven con ganas de comerse el mundo, a profesionales humildes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *