El Manchester City pudo con el PSG y estará en las semifinales de la Champions

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Kevin De Bruyne celebrando un gol
El Manchester City sigue soñando. Los ingleses se llevaron la eliminatoria de los petrodólares a costa de un PSG que no hizo méritos para estar en las semifinales de la Champions League.

Los hombres dirigidos por Laurent Blanc acusaron las bajas de jugadores tan importantes como David Luiz, Marco Verratti o Blaise Matuidi, lo que se tradujo en un experimento con forma de 3-5-2 que no dio los resultados esperados. Además, al filo del descanso también perdieron a Thiago Motta por lesión.

Agüero falló un penalti

Es cierto que los franceses tuvieron más posesión del balón, pero las mejores ocasiones fueron para los locales. De hecho, el ‘Kun’ Agüero pudo abrir la lata a la media hora de juego desde el punto de penalti, pero ajustó su disparo en exceso y el balón se perdió algo lejos del poste izquierdo de la portería defendida por Kevin Trapp.

De Bruyne es especial

Los de Manuel Pellegrini estaban tranquilos porque el 0-0 les daba la clasificación, pero no se fiaban del talento de los parisinos. En cualquier jugada Edinson Cavani y Zlatan Ibrahimovic te la podían liar. Sin embargo, ninguno de los dos tuvo el día y al final todo se resolvió en una genialidad de Kevin De Bruyne, un futbolista que está justificando los 75 millones de euros que pagaron por él el pasado verano.

gol de Kevin De Bruyne al PSG
El belga recibió un pase de Fernando en la frontal del área y amagó con disparar para zafarse de la presión de Cavani, que le entró de golpe y no pudo corregir la posición a tiempo. De Bruyne soltó un derechazo potente y con mucha rosca que se coló cerca del poste izquierdo de Trapp, que voló sin poder hacer nada para evitar el único tanto del partido.

El Etihad Stadium lo celebró como si el gol ya les diera la clasificación. No era para menos, ya que el PSG necesitaba dos goles en menos de un cuarto de hora para darle la vuelta a la eliminatoria. Dos goles que no llegaron porque Joe Hart también se empleó a fondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *