El sobrevalorado Marc Bartra

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Marc Bartra nueva camiseta
Uno se cansa de escuchar tantas veces lo mismo. Se cansa de escuchar que a Marc Bartra no se le dan todas las oportunidades que merece. Y digo yo… ¿Acaso no ha tenido minutos con Luis Enrique? ¿Acaso no los tuvo con el Tata Martino en su día? Creo que ha jugado lo suficiente como para haberse ganado el puesto, pero si no lo ha hecho es porque no tiene el nivel que se le exige a un central titular del Barça.

¿Ofertas? ¿Qué ofertas tenía?

Se especuló con su salida este verano, pero al final decidió quedarse. Yo creo que tenía pocas ofertas, y las que tenía eran peores a nivel deportivo y económico. Por eso escogió quedarse en el club que le ha dado la oportunidad de desarrollar una carrera profesional de la que debería sentirse orgulloso. No ha jugado mucho, es verdad, pero sin tener un nivel Barça ya lleva unas cuantas temporadas en el primer equipo.

Marc Bartra y Aleix Vidal

Lo de ir con la selección es muy raro

Y no solo eso, sino que Vicente del Bosque le llama para ir con la selección aunque solo juegue los partidos menos importantes en su club. Eso es algo que me llama mucho la atención y que habla muy mal del nivel de centrales que hay ahora mismo en España. Por algo Raúl Albiol no se pierde ni una convocatoria.

Conformista y buenrollista

El conformismo de Bartra a la hora de luchar por un puesto le viene bien. No para conseguirlo, desde luego, pero sí para ser el típico suplente que no se queja nunca. Es feliz jugando los partidos de la fase de grupos de la Champions en los que ya no se juegan nada, los partidos ante rivales de la zona baja de la clasificación, o los duelos de Copa del Rey de rondas tempraneras.

Que no se queje es algo que cualquier entrenador valora. Es generador de buen rollo dentro del vestuario y no levanta la voz más de la cuenta para expresar su malestar. Podría pensar que no lo hace porque ya sabe lo que hay y tampoco es tonto, pero en cualquier caso está ahí sin hacer mucho ruido tanto para lo bueno como para lo malo. Por eso sigue haciendo carrera en el Barça a sus 24 años. Ya no es ningún chaval.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *