España vence en Ucrania con los “suplentes”

Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Ucrania Espana
La selección española cerró la fase de clasificación para la Eurocopa de Francia con una victoria por la mínima en Ucrania. A pesar de lo corto del resultado, llevarse los tres puntos de allí dando una muy buena imagen fue lo más positivo de la noche, ya que Vicente del Bosque apostó por jugadores que no suelen ser habituales.

Comentarios positivos

Para empezar, dio los galones a un Cesc Fábregas que solo desentonó desde el punto de penalti. Desperdició una pena máxima para sentenciar el partido en la primera parte, pero ejerció de capitán sobre el césped y nos hizo olvidar su error.

A su lado estuvo un Thiago Alcántara de cine. Él, y no Koke, es el sustituto de Xavi Hernández en esta selección. Juega como los ángeles y eso se nota tanto en el Bayern como en la selección.

Otro que aprovechó su oportunidad a la perfección fue David de Gea. El madrileño estuvo muy seguro bajo palos y evitó más de un gol. Los ucranianos acabaron desquiciados ante tantas oportunidades desperdiciadas.

Nolito volvió a tener minutos y lo hizo de maravilla. El delantero del Celta las pedía todas y sacaba provecho de cada jugada casi siempre. De ahí que el primer gol naciera de sus botas en un contraataque.

Thiago

Gol de un debutante

Encaró a su par desde el pico del área y se la puso a Thiago, que llegaba desde atrás con ganas de hacer algo grande. El ex del Barça la puso con la izquierda en carrera al segundo palo, por donde llegaba Mario, que no pudo tener mejor debut. El lateral derecho del Villarreal cabeceó a gol su asistencia y sus compañeros corrieron a abrazarle.

Eso ocurrió en el minuto 21, y apenas un par de minutos después Cesc la tuvo en un penalti que él mismo provocó. El centrocampista del Chelsea, molestado por un láser poco antes de lanzar, no fue capaz de engañar a un veterano Pyatov que le aguantó muy bien y envió su disparo a córner.

Gol anulado

A partir de ese momento hubo ocasiones para ambas selecciones. La más clara de España la que terminó en un gol que fue anulado por el serbio Milorad Makiz. Thiago e Isco, dos jugones de cuidado, se había entendido a las mil maravillas en una jugada en la que también participaron Nolito y Paco Alcácer. Al final, Mikel San José puso el balón dentro de la portería, pero el electrónico no se movió por falta previa.

En definitiva, se pueden extraer varias conclusiones positivas. Las más importantes las que sitúan a De Gea como portero titular, a Thiago como timón y a Nolito como ese jugador desequilibrante que puede ganar partidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *