Goleada del Atlético en el Sánchez Pizjuán

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Atletico de Madrid Sevilla
El Atlético de Madrid quiere volver a ser campeón de Liga. La temporada pasada no pudo pelear con el Barça y el Real Madrid, pero este curso se ha reforzado con un objetivo muy claro: sumar más títulos a las vitrinas de su museo.

Anoche demostró que puede jugar a un gran nivel y que no se le ha olvidado eso de ganar sufriendo. Si bien es cierto que completó una gran primera parte ante el Sevilla, no menos cierto es que lo pasó muy mal durante la segunda hasta que llegó el 0-2. Al final 0-3, un resultado demasiado abultado para lo que se vio sobre el césped.

Koke abrió la lata

Los del Cholo Simeone se adelantaron en el marcador por mediación de Koke, que en el minuto 35 recogió un balón que quedó suelto en el área para batir a Beto. Por ahí andaba Antoine Griezmann, que volvió a ser de los mejores de su equipo. El francés hizo lo que pudo para dársela y el internacional español no desaprovechó la oportunidad para marcar. La mala noticia es que pidió el cambio en la segunda parte con problemas musculares, lo que le convierte en seria duda para viajar con la selección.

Atletico de Madrid Sevilla 2

Ofensiva sevillista

La segunda parte fue un asedio sevillista. Los de Unai Emery empujaron todo lo que pudieron y más para tumbar al Atlético, pero Fernando Llorente y compañía no tuvieron el día. La más clara la tuvo el ex de la Juventus gracias a un mal despeje de Diego Godín, pero no fue capaz de batir a Oblak.

Goles desde fuera del área

Quien perdona lo acaba pagando, y más ante un Atlético que este año tiene mucha pegada. Gabi hizo el 0-2 en el minuto 77 con un disparo desde fuera del área que tocó en Krychowiak y despistó a Beto. El 0-3 definitivo fue obra de Jackson Martínez, que partiendo desde el banquillo demostró que es capaz de hacerlo mucho mejor que en la primera jornada. El colombiano se sacó un gran disparo desde fuera del área con su pierna izquierda que sorprendió a un Beto que pudo hacer algo más.

Para terminar, decir que los colchoneros celebraron sus goles señalando el número 8 de Raúl García, que vivió el partido desde la grada a la espera de cerrar su inminente fichaje por el Athletic de Bilbao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *