Goleada del Chelsea ante un flojo Maccabi

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Chelsea Maccabi
El Chelsea se olvidó de sus miserias goleando a un Maccabi de Tel Aviv que no opuso demasiada resistencia. Los londinenses se llevaron el partido por un claro 4-0 y ya lideran su grupo con dos puntos de ventaja respecto al segundo y al tercer clasificado. Fue un día perfecto para coger moral de cara a la Premier League, donde las cosas no les van ni mucho menos tan bien.

Alineación extraña

José Mourinho sabía que el partido no se le podía escapar ni prescindiendo de jugadores que suelen ser habituales. Por eso decidió castigar, o tal vez dar descanso, a hombres como John Terry, Branislav Ivanovic, Nemanja Matic o Diego Costa. Todos ellos vieron el partido desde el banquillo, aunque el delantero centro hispano-brasileño saltó al terreno de juego en el minuto 23 para sustituir a un lesionado Willian.

Willian allanó el camino

El ex del Shakhtar Donetsk abrió la cuenta en el minuto 15, diez después de que Eden Hazard enviara a las nubes un penalti que provocó al ser derribado por el portero visitante. El brasileño marcó con la típica falta lateral que se va envenenando y acaba entrando sin que nadie la toque.

Willian
Justo antes del descanso, en el tiempo de descuento, Oscar transformó el segundo penalti de la noche, esta vez cometido sobre Diego Costa. Lo lanzó con mucha tranquilidad, engañando al espigado Rajkovic.

Tras la reanudación llegó la sentencia definitiva. Primero por mediación de Diego Costa en el minuto 59. El internacional español conectó una volea espectacular a pase de Cesc Fábregas que terminó en la escuadra tras tocar en el larguero.

Fue el ex del Barça el que cerró la goleada en el minuto 78 aprovechando un contraataque al que acudieron hasta cuatro jugadores del Chelsea en boca de gol.

El Oporto deja escapar dos puntos

El otro partido del grupo se saldó con un empate entre Dinamo de Kiev y Oporto. Los ucranianos dieron primero por mediación de Gusev, pero los portugueses le dieron la vuelta a la tortilla gracias a un doblete de Vincent Aboubakar, que por lo visto va camino de convertirse en el típico delantero que al cabo de dos años venden por 35 millones de euros. La mala noticia para los de Julen Lopetegui fue el 2-2 definitivo que logró Vitaliy Buyalsky a falta de un minuto para el final aprovechando una indecisión de Iker Casillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *