Islandia amarga el debut de la Portugal de Cristiano

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Cristiano Ronaldo Portugal
Islandia no se ha clasificado para la Eurocopa de Francia por casualidad. El hecho de ser un país con poco más de 320.000 habitantes hace que estemos hablando de algo histórico. Nadie imaginaba que Holanda se iba a quedar fuera y los nórdicos iban a obtener el billete como primeros de grupo estando también Turquía por ahí.

Anoche demostraron que están preparados para dar guerra en cada partido empatando ante Portugal, que a priori es la clara favorita para meterse en octavos de final como primera de grupo.

Poca efectividad

Los lusos mandaron más, pero no fueron tan efectivos. De hecho, Islandia les metió el miedo en el cuerpo en más de una ocasión poniendo en aprietos a Rui Patrício, que se manchó los guantes más de lo que esperaba.

A pesar de los pesares, al descanso se llegó con el marcador de 1-0 a favor de los portugueses, que se adelantaron tras un centro de André Gomes que cazó Nani para rematar a placer. El tanto llegó en el minuto 31 y pocos pensaron que Islandia sería capaz de levantarse para sumar un punto que les sabe a gloria.

Tras la reanudación, en una jugada en la que Vieirinha se despreocupó del segundo palo, Bjarnason estableció el 1-1 definitivo rematando de primeras un buen centro de Gudmunds­son, futbolista del Charlton Athletic de la segunda división inglesa.

Islandia Portugal
Portugal hizo todo lo posible para marcar y se topó con Halldorsson, que hizo un gran partido. Los minutos pasaron rápido y la desesperación se plasmó en los jugadores, que se fueron al vestuario cabizbajos.

Cristiano es odioso

Cristiano, por cierto, volvió a hacer gala de su “mal perder” tras el empate:

Mi opinión es que tienen mentalidad pequeña y no van a hacer nada en la competición. Cuando marcaron parecía que habían ganado la Eurocopa, era increíble.

Austria 0-2 Hungría

Austria partía como favorita ante Hungría y se llevó una buena decepción. Perdió por 0-2 por culpa de los goles de Adam Szalai y Zoltan Stieber, ambos en la segunda parte. No fue un partido especialmente atractivo para el espectador durante los primeros 45 minutos, pero en los 45 restantes se animó la cosa. Los austriacos no pudieron remontar, y menos tras la expulsión de Dragovic en el minuto 20 del segundo tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *