James e Isco, condenados a hacer migas en el banquillo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

James Rodriguez e Isco
El mercado de fichajes ya es historia. Hasta que no se vuelva a abrir, algo que sucederá en enero, los clubes tendrán que conformarse con lo que han fichado a menos que incorporen a futbolistas que siguen sin equipo.

Uno de los que menos ha fichado es el Real Madrid. Es verdad que tienen una gran plantilla, pero no menos cierto es que Zinedine Zidane tenía más de un nombre apuntado en su lista de deseos. Al final solo ha regresado Álvaro Morata, así que la afición tendrá que ilusionarse con el canterano y con lo que hay, que como digo no es poco.

Lo más normal era vender a uno de los dos

Lo que no esperábamos es lo que ha sucedido con Isco y James Rodríguez. Era difícil que salieran los dos, pero dábamos por hecho que uno de ellos haría las maletas. Tal vez James, porque acabó la temporada ninguneado por completo, aunque a decir verdad ha sido Isco el que ha tenido más ofertas sobre la mesa (su valor de mercado es más asequible). Florentino Pérez las ha rechazado todas porque todavía confían en su talento. Un talento desaprovechado en el banquillo que solo tendrá oportunidades cuando haya rotaciones, lesiones y sanciones.

Ni titulares ni primeros cambios

Zidane lo tiene claro. Casemiro, Luka Modric y Toni Kroos son intocables en el centro del campo, por lo menos en los partidos en los que hay que ponerse el traje de gala. Las posiciones ofensivas son para Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y Karim Benzema. El francés es el único que podría compaginar titularidad con suplencia si Morata está a un gran nivel, pero el portugués y el galés son titulares por decreto ley.

James calentando
Lo peor no es eso. Lo peor es que los primeros cambios suelen ser Lucas Vázquez y Marco Asensio, dos jóvenes futbolistas que han convencido a Zizou a base de esfuerzo y solidaridad. Ambos, sin quererlo, están minando la moral de dos mediapuntas de primer nivel mundial que deberían pensar en otros clubes si no quieren estancarse. Isco tiene 24 años y James 25, así que todavía les queda mucho camino por recorrer en esto del fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *