Los sueldos de los árbitros de Primera División
Ser árbitro no es algo agradecido, en muchas ocasiones sales abucheado e insultado por los aficionados que acuden al estadio. Eso cuando no te llevas botellazos o naranjazos claro… El caso es que en Primera División las cosas son bien distintas, no son como en regional. Es verdad que los clubes se juegan mucho dinero y la tensión se palpa en el ambiente, pero no menos cierto es que están mucho más protegidos y cobran una cantidad de dinero que no está nada mal.

En Primera División, y aferrándome a los datos que corresponden a la temporada 2011-2012, cada árbitro se va hasta los 18.000 euros brutos mensuales, para un total anual aproximado de 200.000 euros. Esa cantidad es la que sale sumando el sueldo fijo, el pago por partido dirigido, las dietas y otros extras.

Cada árbitro se lleva 10.000 euros brutos fijos al mes. Por partido dirigido son 3.438 euros brutos y hay que tener en cuenta que un árbitro suele arbitrar de media dos partidos al mes. 53 euros diarios pertenecen a la dieta y hay que tener en cuenta que es obligatorio pernoctar en la ciudad donde se va a dirigir el encuentro. El kilometraje se paga a 0,19 euros por kilómetro si se conduce con vehículo propio.

Los sueldos de los árbitros de Primera División
Pero cuidado porque hay más. El colectivo arbitral percibe cada año 12.000 euros en concepto de publicidad. Los sueldos de los asistentes son de 1.440 euros, mientras que el cuarto árbitro se embolsa 1.435 euros.

Sólo en Inglaterra son profesionales

Estas cifras tan elevadas sólo se superan en la Premier League, donde todos los árbitros son profesionales. En España sólo viven del arbitraje Velasco Carballo y Mateu Lahoz. En Inglaterra el sueldo mensual alcanza los 24.000 euros, mientras que en Italia se les paga un fijo de 8.000 euros al mes más 4.000 euros por partido.

A pesar de los pesares, y por mucha crisis y bajada de sueldos que está habiendo en España, la RFEF y el Comité Técnico de Árbitros van a negociar una subida salarial del 25%. Quieren convertirse en profesionales y están a punto de lograrlo.