Messi vuelve a marcar diferencias y el Barça sigue a lo suyo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

Pique y Messi
No me cansaré de repetirlo. Leo Messi es el mejor jugador del mundo y hasta que no se retire el Barça va a ganar muchísimos títulos. Marca diferencias cuando está bien, que suele ser casi siempre, y es capaz de ganar partidos con galopadas, con asistencias, con definiciones de lujo o con lanzamientos de falta magistrales. Esto último es lo que sucedió ayer en el Camp Nou, donde decidió acabar con las telarañas de la escuadra izquierda de una de las porterías.

Vitolo abrió la lata

El Sevilla se adelantó con un buen gol de Vitolo en el minuto 20. El futbolista canario remató con acierto un centro que le llovió desde la banda izquierda. Michael Krohn-Dehli se la había puesto a Trémoulinas y el lateral francés centró buscando el segundo palo, donde encontró a su compañero con la caña preparada. Claudio Bravo salió a por todas para tapar ángulo, pero no pudo evitar que durante algunos minutos saltara la sorpresa en el coliseo culé.

El tridente en acción

Neymar, Luis Suárez y Messi, que no habían rotado como sí lo hicieron Dani Alves, Ivan Rakitic y Andrés Iniesta, asumieron la responsabilidad de la remontada y empezaron a combinar para crear ocasiones de peligro. En una de ellas, Adil Rami cometió falta sobre el uruguayo en la frontal del área. Parecía que era perfecta para Ney, pero fue el argentino el que acabó golpeando el balón.

En vez de buscar un lanzamiento por encima de la barrera, Messi optó por buscar el palo de Sergio Rico, que se quedó como una estatua contemplando cómo entraba el balón por toda la escuadra. La rosca del ’10’ fue perfecta, así que no se le puede reprochar nada al internacional español.

Leo Messi

Piqué mojó al borde del fuera de juego

Eso pasó en el minuto 31, y tras la reanudación llegó el 2-1 definitivo. Fue en un mal despeje del Sevilla, ya que el cuero acabó en las botas de Messi en la frontal el área, que se lo dio a Suárez para combinar como si estuvieran en el patio del colegio. Al final la jugada acabó en un centro que Gerard Piqué remató a placer poniendo la bota izquierda a escasos dos metros de la portería.

El título cada vez más cerca

Con este triunfo, el Barça mantiene los 8 puntos de diferencia respecto al Atlético de Madrid, mientras que se aleja del Madrid a 12 puntos. El Sevilla, por su parte, pierde la posibilidad de seguir achuchando al Villarreal, que ahora mismo se ve acabando en zona Champions gracias a la ventaja de 11 puntos respecto a los andaluces y el Celta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *