¿Por qué Guardiola no continúa en el Bayern?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

Pep Guardiola prensa
Pep Guardiola lo está haciendo muy bien al frente del Bayern de Múnich. Por ahora no ha sido capaz de conquistar el triplete con el que se despidió el bueno de Jupp Heynckes, pero ha logrado implantar un sistema de juego que enamora a cualquiera. El fútbol directo que tanto les gusta a los alemanes se ha quedado en un segundo plano en favor del tiki-taken, que por ahora solo ha sido criticado cuando perdieron las dos semifinales de la Champions League ante Real Madrid y Barça.

Roces con el exmédico del club

A pesar de los pesares, no todo ha sido tan bonito en el Allianz Arena. Ha tenido sus más y sus menos con Volker Braun, histórico médico del club que tuvo que marcharse por la puerta de atrás para evitar un enfrentamiento que no beneficiaba a ninguna de las partes implicadas.

Poco poder en materia de fichajes

Ese pulso lo ganó Guardiola, pero hay otros en los que se vio obligado a ceder. Uno de ellos en enero de 2014, cuando solicitó el fichaje de Xabi Alonso. El jugador estaba a tiro, pero la cúpula directiva del Bayern no lo tenía muy claro. Con Bastian Schweinsteiger y Toni Kroos consideraban que ya era suficiente, pero este último acabó fichando por el Madrid y eso propició el fichaje del tolosarra, que de otra forma jamás hubiera defendido la camiseta del Bayern.

El pasado verano se volvió a enganchar con sus jefes. Guardiola ya sabía que no tenía el control total en materia de fichajes, pero le quedó todavía más claro cuando solicitó la contratación de un lateral derecho y no le hicieron caso. Quería ver a Philipp Lahm en el centro del campo, pero lo que hicieron fue fichar a Arturo Vidal en contra de su voluntad.

Pep Guardiola y Rummenigge
Eso enfadó al de Santpedor, que solo se sintió aliviado cuando llegaron Douglas Costa y Kingsley Coman, dos jugadores de su agrado que están rindiendo a un gran nivel. Sin embargo, según Sport Bild, el medio alemán que ha destapado todos estos desencuentros, el daño ya estaba hecho y la decisión de dejar el Bayern era cuestión de tiempo. Por el camino se quedaron los fichajes que había pedido, como por ejemplo los de Kevin De Bruyne, Raheem Sterling, Paul Pogba, Marco Verratti o Eden Hazard.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *