Al defensa portugués Pepe le han caído 10 partidos de sanción por su agresividad en el último partido de liga. Pero no es la primera vez que se ven acciones violentas en los campos de fútbol. La tensión, los nervios y la presión, son factores que acaban jugando una mala pasada a los jugadores, quienes pierden los papeles dañando la imagen del fútbol profesional. Por suerte, la federación impone sanciones ejemplares.

Get the Flash Player to see this content.

Ranking de sanciones:

Cortizo (Zaragoza): 24 partidos
Goikoetxea (Athletic): 18 partidos
Fernández (Granada): 15 partidos
Ceballos (Racing): 12 paridos
‘Mono’ Burgos (Mallorca): 11 partidos
Diarte (Betis): 10 partidos
Ruiz Igartua (Burgos): 10 partidos