Casquero ficha por el Almería


Javier Casquero ya sabe dónde jugará la temporada que viene después de rescindir su contrato con el Getafe. El veterano centrocampista de 36 años jugará en Segunda División defendiendo los colores del Almería. Su objetivo no será otro que aportar su granito de arena para lograr un ascenso que la temporada pasada se les resistió.

El de Talavera de la Reina se ha convertido en el quinto fichaje del Almería (antes se confirmaron los de Christian Fernández, Álvaro Mejía, Charles y Adrián Gunino) y es el jugador más veterano del equipo junto al portero Estaban. Su experiencia y su calidad serán fundamentales para los andaluces.

Casquero se desvincula del Getafe


Javier Casquero no volverá a defender la camiseta del Getafe. El centromcapista de Talavera de la Reina ha llegado a un acuerdo con el club para rescindir su contrato. Toni Muñoz, director deportivo del Getafe, fue muy claro a la hora de comunicar la noticia a la prensa:

Con Casquero hemos llegado a un acuerdo para que salga porque la decisión del club es que no continúe.

Casquero tiene ya 36 años. Llevaba seis en el club y se había convertido en una pieza clave. Sin embargo, este año Luis García no cuenta con él y tendrá que buscarse equipo si no quiere retirarse del fútbol.

Las patadas de Pepe a Casquero


Pepe perdió la cabeza por completo en el partido que su equipo disputó ante el Getafe en el Santiago Bernabéu. El central portugués del Real Madrid cometió un claro penalti sobre Casquero tras empujarle claramente con la mano izquierda.


Hasta aquí todo normal. El futbolista azulón se cae al suelo y luego llega la cruzada de cables. Pepe le propina dos patadas salvajes con la intención de hacer mucho daño. Por poco la segunda no le golpea en la cabeza con todo lo que eso podría haber supuesto para la integridad física del capitán visitante. Además, luego lo remata pisándole el pecho y posteriormente le da un puñetazo a Albín.

Ahora Competición deberá analizar la jugada para imponer la correspondiente sanción. Está claro que se perderá el clásico y lo más lógico es que no juegue en todo lo que resta de temporada. Pese a sentirse arrepentido y haber pedido perdón públicamente, una acción tan repugnante no puede quedarse en pura anécdota.