Sato y Makino recrean el famoso penalti de Cruyff


Hisato Sato y Tomoaki Makino, futbolistas del Sanfrecce Hiroshima, quisieron recrear el famoso penalti de Johan Cruyff en un importante partido de la AFC Champions League que disputaron ante el Pohang Steelers. La verdad es que le salió muy bien, no como a Henry y Pires hace unos años…

Penalti de Henry y Pires

Penalti de Johan Cruyff

El amistoso menos amistoso

Hay que ver la de golpes que se repartieron en el partido “amistoso” que disputaron el Beijing Guoan chino y el Pohang Steelers surcoreano. El partido se calentó muchísimo en algunos momentos y la cosa terminó muy mal. Alguno hasta cogía sillas al más puro estilo Pressing Catch…

Estudiantes jugará la final del Mundialito de Clubes


Estudiantes de La Plata volverá a jugar una final intercontinental después de hacerlo hace 39 años. Los argentinos se impusieron por 2-1 al Pohang Steelers en la primera de las semifinales del Mundialito de Clubes que se está disputando en Abu Dhabi. Un doblete de Benítez fue suficiente para doblegar a un equipo que se quedó con 8 jugadores y un delantero haciendo de portero.

El campeón de la Copa Libertadores sufrió más de lo esperado para llevarse el partido. Nada más iniciarse el choque, Mauro Boselli dispuso de una gran ocasión que pudo atajar el meta coreano de los Steelers. A partir de ahí se fueron creciendo poco a poco los coreanos hasta que Leandro Benítez hizo su primer gol tras el lanzamiento de un tiro libre directo que nadie se atrevió a despejar. Era un gol psicológico que llegaba en el tiempo de descuento.

En la segunda mitad llegó el segundo de Benítez en el minuto 53. Inmediatamente después llegó el carrusel de expulsiones. Shin Hwa Yong, Jae Won y Kim Jae Sung se fueron a la calle en menos de 21 minutos. Entre expulsión y expulsión, los asiáticos lograron recortar distancias gracias a Denilson, quien marcó en posición antirreglamentaria, la misma en la que se encontraban tres compañeros más de su equipo. No hace falta decir que el colegiado, el italiano Roberto Rosetti, estuvo horrible.

Ahora los argentinos esperan al Atlante o al FC Barcelona en la final.