Pantallas gigantes en San Mamés para ver la final de la Europa League


El partidazo de mañana que enfrentará al Athletic de Bilbao y al Atlético de Madrid en la final de la Europa League se podrá seguir desde San Mamés. El club vasco puso ayer a la venta las entradas y se agotaron en cuatro horas y media. Costaban 3 euros para socios del Athletic y clientes de BBK, mientras que el público general tenía que abonar 5 euros.

Eso significa que 40.000 personas abarrotarán el estadio para seguir a su Athletic desde las pantallas gigantes que se han instalado. La expectación es máxima para ver una final histórica. Además, antes del partido actuarán grupos de música como Doctor Deseo y The Uskis, ambos bilbaínos.