El Slavia de Praga empata al Valencia


El partido de hoy es una muestra de que un equipo no se puede relajar hasta que se pite el final del partido. El Valencia dejó escapar, en apenas tres minutos, un partido que tenía ya ganado y acabó cediendo un empate ante el Slavia de Praga, que deja un gusto a derrota y además pierde el liderato del grupo, por lo que deberá esforzarse más para obtener el pase en la siguiente fase de la Europa League.

La primera parte estuvo completamente dominada por el Valencia, que puso entre las cuerdas al equipo checo, pero tampoco dispuso de claras ocasiones de gol. El primer tanto llegó de las botas de Joaquín al lanzar un penalti cometido sobre Mata. Los valencianistas siguieron moviendo el balón y Maduro ampliaba distancias con un excepcional gol en un gran disparo.

Antes de ir al descanso, expulsión de Senderik por doble amarilla, el Slavia jugaría la segunda parte con uno menos. La victoria del Valencia parecía estar casi garantizada. Pero el fútbol es lo que tiene, el Slavia igualaba el encuentro, primero en un cabezazo de Janda y luego en un polémico gol de Grajciar. El Valencia no se lo podía creer, el Slavia crecido y al final expulsión de Baraja en el tiempo de prolongación, lo que reflejaba la impotencia de haberse dejado remontar.