Al menos 8 personas murieron ayer en el estadio Fonte Nova, situado en la ciudad brasileña de Salvador (al noreste del país). Unas diez personas cayeron al vacío tras hacerse un agujero en una de las gradas. La caída fue brutal puesto que la altura era equivalente a la de un edificio de cinco pisos.

Tragedia en Brasil

El estadio estaba de fiesta celebrando el ascenso anticipado de su equipo, el Salvador de Bahía, a la Segunda División brasileña. Unas 60.000 personas llenaron el estadio hasta la bandera e incluso se permitió la entrada de más personas que estaban celebrándolo en la calle.

Según informaron los medios de comunicación del país, el estadio, de 56 años, estaba muy viejo y se había denunciado el estado precario de sus gradas.
Todavía no se sabe a ciencia cierta cual es el número de personas muertas y heridas. En las próximas horas se conocerá la trágica cifra.

Actualización: Finalmente la cifra de muertos confirmada por la policía de Brasil es de 7. Además, comentar que ya se ha ordenado el derrumbamiento del que era uno de los estadios más en ruinas del país. La celebración del Mundial en Brasil 2014 sigue en pie, a pesar del triste suceso.