¿Y si el Valencia desciende a Segunda División?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1

Ryan
Si el Sporting de Gijón derrota esta noche al Levante a domicilio, el Valencia estará a tan solo 5 puntos del descenso a falta de 6 jornadas para el final. A priori no deben temer por la permanencia porque tienen una plantilla lo suficientemente potente como para salvarse, pero en el mundo del fútbol cualquier cosa puede pasar y no sería el primer grande de España que se va a Segunda División contra todo pronóstico.

El último ha hecho mucho daño

Pako Ayestarán no pudo debutar con victoria al frente del equipo. Ganaban por 0-1 en Las Palmas gracias a un tempranero gol de Rodrigo, pero los canarios le dieron la vuelta al marcador con un gol de penalti de Jonathan Viera y con un tanto en propia puerta de Shkodran Mustafi. Así las cosas, la racha negativa continúa y ya no hace falta ser súper pesimista para pensar que el descenso es una posibilidad que no hay que descartar.

Lo que les queda

Valencia – Sevilla
Barça – Valencia
Valencia – Eibar
Getafe – Valencia
Valencia – Villarreal
Real Madrid – Valencia

El calendario que tienen por delante no invita al optimismo. Este fin de semana reciben a todo un hueso como el Sevilla, que querrá agotar sus opciones de terminar cuarto. Sin embargo, lo peor viene una semana después, ya que viajan al Camp Nou para medirse a un Barça que querrá ser campeón cuanto antes.

Más tarde afrontan dos partidos que deberían ganar para sellar la salvación. Primero reciben al Eibar en Mestalla y una jornada después viajan a Getafe, que podría ser rival directo para lograr la salvación.

Mustafi
Para terminar, sus dos últimos partidos son muy duros. Reciben al Villarreal y viajan al Santiago Bernabéu para enfrentarse al Real Madrid. Lo único positivo que les puede pasar es que ambos equipos presenten alineaciones plagadas de suplentes pensando en las competiciones europeas, si es que por esas fechas siguen con vida.

Ahora mismo no sirve de nada buscar culpables. Nuno Espírito Santo y Gary Neville no estaban en el campo para jugar, como tampoco lo está ahora Pako Ayestarán. Son los jugadores los que han provocado esta situación, pero es a ellos a quienes debe animar el público para que la pesadilla no termine con un descenso que podría provocar el adiós de Peter Lim.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *