Aimar anuncia su retirada a los 35 años

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Pablo Aimar rueda de prensa
Se retira un grande, un pelotero de los que aman el fútbol por encima de todas las cosas. Le habrá costado mucho tomar la decisión más dolorosa de su vida, pero Pablo Aimar no ha tenido más remedio que despedirse de todos los que hemos disfrutado con sus regates, con sus disparos y con esa sonrisa tímida que escondía todas las genialidades que se le pasaban por la cabeza.

Los años del descubrimiento

Empezó a jugar al fútbol en la Asociación Atlética Estudiantes de Río Cuarto, un equipo de su ciudad natal. Destacó tanto que fue a hacer las pruebas a River Plate y las aprobó, pero su padre consideró que era demasiado pequeño para cambiar de aires. Por suerte, Daniel Passarella no tardó en llamarle para que rectificara y acabó vistiendo la camiseta de los millonarios.

Su debut profesional se produjo el 11 de agosto de 1996, cuando ni siquiera había cumplido los 17 años. Llegaba a un equipo plagado de grandes jugadores que se había hecho con la Copa Libertadores, así que hacerse un hueco no era nada fácil. Pero Aimar era mucho Aimar, y su primer gol llegó el 20 de febrero de 1998 en un partido frente a Rosario Central. Era el primero de los 85 que ha logrado a lo largo de su dilatada carrera profesional. No son muchos para un mediapunta, pero es que él era más de dar el último pase.

Sus grandes actuaciones en River, donde formaba una dupla letal con un jovencísimo Javier Saviola, le llevaron a fichar por el Valencia, que fue el club que se adelantó a todos sus pretendientes europeos. Pagaron 24 millones de euros, la que por aquel entonces era la cantidad más elevada que habían desembolsado a lo largo de su historia. Firmó por siete temporadas y no tardó en ganarse a la grada de Mestalla con actuaciones memorables.

Exitoso paso por el Valencia

Aimar Valencia
En el Valencia de Héctor Cúper fue una pieza clave, un titular indiscutible dentro de un equipo que logró alcanzar su segunda final de Champions. Peor lo pasó con Rafa Benítez, que al final sucumbió a sus encantos alineándole dentro de un esquema que no admitía tanta creatividad como el de Cúper.

Su peor época fue la de Claudio Ranieri, que firmó una temporada desastrosa y acabó siendo destituido. Quique Sánchez Flores trató de recuperarle, pero ya era demasiado tarde. Se despidió del club sin los honores que merecía y acabó fichando por el Zaragoza, que pagó 11 millones de euros para disfrutar de la mejor versión de Aimar. En su primera temporada marcó 4 goles y repartió 6 asistencias, mientras que en la segunda se pasó medio curso lesionado y asistió al doloroso descenso del Zaragoza.

Etapa de madurez en el Benfica

Aimar Benfica
El Benfica le fichó en 2008 y recuperó la sonrisa. Pagaron 6,5 millones de euros por un Aimar muy maduro, por un Aimar que sabía lo que tenía que hacer con cada balón que pasaba por sus pies. Nadie le discutió un puesto en el once hasta que llegó su última temporada en Lisboa, la 2012-2013.

Vuelta a casa tras una breve aventura en Asia

Lo siguiente fue probar suerte en el Johor Darul Takzim y en diciembre de 2014 se confirmó su regreso a River Plate, donde los continuos problemas de tobillo le han impedido continuar con una carrera profesional digna de elogios.

Aimar River

Intenté todo para poder estar físicamente a la altura de ustedes. No me dio, ayer me comunicaron que no voy a estar en la lista de la copa, y lo entiendo, no quiero ocupar un lugar que seguramente es para otros muchachos. Por eso decidí dejar de jugar profesionalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *