Bélgica acaba con el sueño americano en la prórroga

Belgica Estados Unidos 5
Anoche tuvimos el privilegio de ver uno de los mejores partidos del Mundial de Brasil. No lo disputaron dos selecciones de caché, pero vimos buen fútbol, muchas ocasiones y tres goles, que por cierto llegaron en la prórroga.

Bélgica se topó con Estados Unidos, que no tenía nada que perder y que podía hacer historia si era capaz de colarse en los cuartos de final. No lo hizo, pero no porque Tim Howard tuviera un mal día, ya que el veterano portero del Everton fue el mejor del partido con diferencia. Le amargó la noche a más de un delantero belga, pero al final le superaron.

Muchas ocasiones desperdiciadas

Marc Wilmots dejó a Romelu Lukaku en el banquillo y apostó por el joven Divock Origi, delantero del Lille de tan solo 19 años. Creó peligro, desde luego, y pudo marcar en más de una ocasión, pero siempre se estrelló en Howard y al final fue sustituido por Lukaku, que si vio puerta.

Belgica Estados Unidos 2
La primera parte no fue tan vibrante como la segunda. Ambos combinados tuvieron ocasiones de gol, pero Bélgica siempre gozó de las oportunidades más claras. Éstas se multiplicaron en la segunda parte, que fue cuando los europeos se lanzaron al ataque sin miedo a lo que podía pasar. Eden Hazard no apareció demasiado y fueron otros jugadores quienes asumieron el rol de crear peligro. Echaron de menos al mediapunta del Chelsea porque debe aparecer en este tipo de partidos.

Se llegó a la prórroga con el 0-0 inicial pese a que los americanos gozaron de una clarísima ocasión en el tiempo de descuento. Wondolowski se encontró con un balón perfecto para superar a Thibaut Courtois, pero su disparo se fue al cielo del estadio Arena Fonte Nova y el árbitro indicó el final del tiempo reglamentario.

Prórroga frenética

Belgica Estados Unidos 12
En la prórroga llegaron los goles. El primero fue de Kevin de Bruyne, que aprovechó una gran galopada de Lukaku por la banda para quedarse con un balón que iba hacia él. Maniobró dentro del área como los grandes delanteros y superó a Howard con un disparo raso y cruzado. Eso pasó en el minuto 92, y en el 105 llegó el que parecía ser el gol de la sentencia.

Lukaku y De Bruyne se intercambiaron los papeles y esta vez fue el delantero del Chelsea el que batió a Howard con un potente disparo. Con el 2-0 y 15 minutos por delante Estados Unidos lo tenía muy complicado, pero no se vino abajo y logró recortar distancias cuando todavía no se habían disputado los dos primeros minutos de la segunda parte de la prórroga. Julian Green sorprendió a Courtois empalmando un gran pase de Michael Bradley. Los de Klinsmann creían en la remontada, pero no fueron capaces de lograrla.

El próximo rival de Bélgica será la Argentina de Leo Messi, que todavía no se ha visto las caras con un rival de nivel y que sufrió mucho para eliminar a Suiza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *