Boateng se cansa de los insultos racistas

Kevin Prince Boateng
Ayer ocurrió algo que por desgracia no es nuevo en el mundo del fútbol. El racismo se dejó ver una vez más en el partido amistoso que disputaron el Pro Patria y el Milan. Unos aficionados del equipo de la Lega Pro 2 se dedicaron a silbar, abuchear e insultar a Kevin Prince Boateng por su color de piel.

Lo mejor de todo fue la reacción del futbolista ‘neroazzurro’, que se cansó, cogió el balón y lo lanzó contra la grada. Inmediatamente después el árbitro le pidió que se fuera al vestuario, algo que hizo de inmediato con el apoyo de todos sus compañeros. El partido se suspendió y el resto de aficionados del Pro Patria aplaudieron la decisión de Boateng y el Milan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.