La broma de Lavezzi a un cámara


Hay que ser bastante imbécil para hacer lo que hizo Ezequiel Lavezzi tras el partido que enfrentó ayer al PSG y el Olympique de Marsella. El delantero argentino se vino arriba tras la victoria de su equipo e hizo algo inesperado para convertirse en el centro de atención.

Creía que tenía 28 años, pero por lo visto tiene 8

Se colocó justo debajo de un cámara y le hizo tropezar para que se cayera al suelo aprovechando que estaba grabando y no podía verle. A él y a varios jugadores les pareció muy gracioso, pero el cámara, que por cierto no era un chico joven, se dio un buen golpe con el aparato en la mano. Se pudo hacer mucho daño.

Tener pocas neuronas y mucho dinero es peligroso, sobre todo cuando no sabes lo que significa la palabra respeto. Alguien con dos dedos de frente debería darle clases sobre ello entre entrenamiento y entrenamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *