Consejos para ser un buen portero


Os he dado algunos consejos para ser un buen futbolista y también he compartido con todos vosotros algunos consejos para ser un buen delantero centro. Hoy toca centrarse en algo tan distinto como la posición de portero, una de las más importantes en cualquier equipo de fútbol.

Pocas veces se les catalaga como héroes. No tienen el mismo reconocimiento que el delantero que marca un gol y decide el partido. Sin embargo, cuando tienen un error les llueven todas las críticas. Por eso, y porque es imprescindible dar órdenes a los compañeros, la figura del portero es la figura de un jugador con personalidad. Personalidad y mucho más, claro está.

Reflejos


¿Qué sería de un portero sin reflejos? Es lo que le permite reaccionar con celeridad ante cualquier disparo. Un buen ejemplo de reflejos es Iker Casillas, capaz de salvar cualquier gol cantado en remates a bocajarro.

Agilidad


De nada sirve tener buenos reflejos si luego no se es ágil. Un portero con agilidad y flexibilidad puede volar hasta atrapar o despejar el balón. Tener fuerza en las piernas es imprescindible en ese sentido.

Juego con los pies


Al igual que el delantero es el primer defensor, el portero es el primer atacante. Se valora que sepa jugar desde atrás y que no se ponga nervioso cuando un compañero le cede el balón. No son pocos los que se han complicado demasiado la vida y han visto cómo les robaban la cartera.

Capacidad para mandar


El portero es el que lo ve todo desde atrás. Por ejemplo, sabe si un defensa está mal situado o si un rival está libre de marca para rematar un córner. En ese sentido no solo tiene que dirigir, también está ahí para animar y echar broncas cuando sea necesario.

Concentración


El portero que está pensando en otras cosas lo tiene difícil para entrar en el partido, sobre todo si su equipo es el claro dominador del juego. Hay que estar enchufado y hay que ir calentando para no enfriarse. Los porteros de los grandes equipos lo saben.

Contundencia


Para ir bien por arriba hay que ser contundente. Hay que salir a los córners y a las faltas laterales con todo. No hay que quedarse a medias y hay que dejar claro quién puede coger el balón con las manos y quién no. No es necesario medir 1,90 metros para ser el rey del área.

Y vosotros, ¿qué otras cualidades incluiríais en esta lista?

7 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *