David Gallego merece entrenar al Espanyol la temporada que viene

David-Gallego
Antes de analizar el tema tengo que reconocer que soy fan de David Gallego desde hace mucho tiempo. Era uno de mis jugadores favoritos cuando vestía la camiseta del Terrassa, el equipo de mi ciudad natal. Hacía diabluras jugando como mediapunta y se ganó a la afición tanto por su calidad como por su forma de ser. De hecho, hasta se creó una peña llamada “Enjoy Gallego”.

Se retiró hace algo más de una década y empezó a entrenar al modesto Sant Feliu Sasserra en 2010. Poco después pudo dar el salto al Súria, que también es un club modesto, y los buenos resultados obtenidos en el club de la ciudad que le vio nacer le permitieron fichar por el Espanyol.

De un año para olvidar a un año inolvidable

En junio de 2016 le llegó la gran oportunidad de dirigir al Espanyol B. Era un reto bonito en Segunda División B, pero las cosas no salieron como esperaba y el equipo descendió a Tercera División. A pesar de ello, la directiva mantuvo su confianza en él y esta temporada marchan líderes destacados, habiéndose asegurado su presencia en el playoff de ascenso con muchas jornadas de antelación.

La destitución de Quique Sánchez Flores, sumada al buen momento del filial, propició que Gallego tuviera la oportunidad de sentarse en el banquillo del primer equipo. Dijo sentirse preparado y muy ilusionado, y visto lo visto no podemos dudar de ninguna de sus afirmaciones.

Atletico-Espanyol
Desde que ha llegado el equipo parece otro. Debutó con una gran victoria en campo del Girona por 0-2 y el pasado fin de semana asaltaron el Wanda Metropolitano, un estadio en el que nadie había ganado en LaLiga hasta ahora. Vencieron por 0-2 al Atlético de Madrid y Gallego, que fue expulsado al descanso, reforzó su candidatura al banquillo de cara a la temporada que viene. El único pinchazo de los blanquiazules se produjo en casa ante Las Palmas (1-1).

No es el favorito, pero debería serlo

El Consejo de Administración del Espanyol maneja otros nombres y no sitúa al técnico catalán como favorito para dirigir a la plantilla la temporada que viene. Sin embargo, los buenos resultados están fortaleciendo a Gallego, que de ganar los dos partidos que quedan tendrá más posibilidades de seguir dirigiendo a unos jugadores que no han tardado en hacer público que les encantaría que continuara.

Sinceramente creo que apostar por él sería un acierto. Es un hombre que conoce bien la casa, que apuesta por un fútbol vistoso y que dará oportunidades a los canteranos. Además, su sueldo sería muy inferior al que fijaron para que Quique Sánchez Flores se hiciera cargo del equipo, lo que les liberaría en el apartado económico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.