De pena lo sucedido en el Manuel Ruiz de Lopera

Patético suceso el que se vivió anoche en el Manuel Ruiz de Lopera. El partido que enfrentaba al Real Betis y al Athletic de Bilbao tuvo que ser suspendido a 20 minutos del final cuando Armando, guardameta visitante, recibió un botellazo de agua de un energúmeno que estaba casi a pie de campo.



Clos Gómez
no tuvo más remedio que suspender el partido ante tal salvajada. Armando tuvo que ser evacuado del campo en camilla tras sufrir un corte en el pómulo que precisó posteriormente de seis puntos de sutura. El autor de tan triste suceso era retirado del campo por los efectivos de seguridad del estadio mientras el público le increpaba y le abucheaba.

Esperemos que este tipo de acciones se terminen de una vez por todas en el mundo del fútbol. Por ello, esperamos que la sanción sea ejemplar y que este paleto no vuelva a pisar los campos de fútbol nunca más en su vida. Ah, por cierto, el resultado era de 1-2 favorable a los bilbaínos.

Vídeo de la salvajada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.