Di María salva a Argentina ante Suiza

Argentina Suiza 8
Argentina ha demostrado que sabe sufrir. No lo está bordando en el Mundial y todavía no se ha enfrentado a selecciones de renombre, pero de momento ya están en los cuartos de final, donde se enfrentarán a la Bélgica de Marc Wilmots, que anoche derrotó a Estados Unidos en la prórroga.

Esta vez no fue Leo Messi el salvador, sino Ángel Di María, de quien se dice que podría abandonar el Real Madrid este verano. El ‘Fideo’, tan incansable como siempre, aprovechó un buen pase del ’10’ de la albiceleste para deshacer el empate cuando todo parecía resolverse en la tanda de penaltis. Fue el mejor del partido con diferencia y Alejandro Sabella puede estar tranquilo porque puede contar con él para los minutos que haga falta. Gasolina no le va a faltar.

Suiza no se arrugó y maniató a Messi

Suiza plantó cara con un planteamiento que puede gustar más o menos. Crear una jaula para ahogar a Messi fue la principal preocupación de Ottmar Hitzfeld, y la verdad es que logró lo que se proponía. A Argentina le costaba mucho crear ocasiones de gol y Suiza de vez en cuando tuvo alguna.

Argentina Suiza 7
La segunda parte sí que fue un recital argentino. Las ocasiones de gol se sucedían, pero Benaglio siempre estaba ahí para sacar una manopla salvadora. Eso hizo alargó el desenlace 30 minutos más, porque la prórroga estaba servida. En ella pasó lo mismo que en los 90 minutos reglamentarios. La primera fue más favorable a Suiza, que se veía más entera, pero la segunda cayó del lado sudamericano. Los de Sabella fueron a por el gol con todo, no querían jugar a la lotería de los penaltis.

Final de infarto

En un robo de balón en el centro del campo, Messi dirigió la contra con la calidad que le caracteriza y esta vez no definió él, sino que se la puso a Di María para que finalizara con un gran disparo cruzado que sorprendió a Benaglio. Era el 1-0 que parecía definitivo, pero Suiza todavía tuvo un par o tres ocasiones más para igualar el partido. La más clara de todas la tuvo Dzemaili, que remató de cabeza libre de marca a un metro y medio de Sergio Romero, pero envió el balón al poste y no supo qué hacer con el rechace.

Mucho tendrá que mejorar Argentina si quiere clasificarse para semifinales. Bélgica será el primer rival serio que se encontrará en el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *