¿Echando a Lopetegui se solucionan todos los problemas del Madrid?

Julen-Lopetegui-preocupado
Hablar del Real Madrid es hablar de un equipo que atraviesa un momento muy delicado. Cuatro derrotas y un empate en los últimos cinco partidos hacen que se cuestione la continuidad de Julen Lopetegui, que aunque se vea con muchos ánimos para seguir sabe que ahora mismo está más fuera que dentro.

Solo Florentino Pérez puede mantenerle en el banquillo, pero estoy convencido de que el máximo mandatario blanco ya está llamando a más de un entrenador para conocer su disponibilidad. ¿A quién? Suena con fuerza Antonio Conte.

Problemas más allá del banquillo

Lo que hay que analizar es si echando a Lopetegui el Madrid volverá a ganar partidos con facilidad. ¿Es el técnico vasco el culpable de todos los males? Yo creo que no, pero ya se sabe que es más fácil echar a uno que a veinticinco. Además, a la prensa le gusta hacer sangre y se le cuestiona desde el segundo tropiezo.

Alguien debería preguntarse si los jugadores están rindiendo al mismo nivel que la temporada pasada. El centro del campo no funciona ni mucho menos tan bien, y me temo que la culpa la tienen las rotaciones. Eso de que cada semana haya un centro del campo distinto debe descolocar un poco a la plantilla.

Julen-Lopetegui-enfadado
A pesar de los pesares, el problema más gordo está arriba, donde la marcha de Cristiano Ronaldo ha dejado huella. Sigo pensando que fue una buena decisión venderlo por la edad que tiene y por lo mucho que pedía para continuar. Sin embargo, si te desprendes del que marca los goles tienes que traer a otro que también vea puerta con mucha facilidad.

Urge vender a Bale y a Benzema

Karim Benzema no podía ser la solución porque ya sabemos que no es un ‘killer’. Y Gareth Bale, por muy buenos números que pueda tener, vuelve a las andadas con las lesiones y no es un jugador sobre el que deba recaer la responsabilidad goleadora. Debieron fichar a un Lewandowski o a un Icardi, que ya veremos si llega en el mercado de invierno. Florentino debe preocuparse por el entrenador, pero también por el material que tiene a su disposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.