El ADN ganador del Madrid pudo con el talento del PSG en el Bernabéu

Cristiano-Ronaldo-gol-PSG
Nasser Al-Khelaïfi, presidente del PSG, debería saber que el dinero no lo es todo en el mundo del fútbol. No te garantiza que vayas a ganar títulos importantes, ya que el ADN ganador es algo necesario para superar a los que ya llevan muchos años en lo más alto. La historia no se compra, y escribirla con letras de oro es más complicado de lo que parece desde un despacho repleto de maletines a rebosar de billetes.

El Real Madrid lo demostró anoche. No llegaba al partido con muy buenas vibraciones porque su temporada está siendo bastante mala, y ni siquiera fue capaz de desplegar un fútbol vistoso para doblegar por 3-1 a un PSG que se adelantó en el marcador. Sin embargo, sus jugadores sabían que con la magia del Santiago Bernabéu y el peso de su camiseta podían darle la vuelta para viajar a París con la tranquilidad que te da una renta de dos goles.

Rabiot silenció el Bernabéu

Los nervios se instalaron en el coliseo madridista cuando Adrien Rabiot adelantó a los suyos. El centrocampista francés se sumó a un contraataque comandado por Kylian Mbappé, que la puso al corazón del área. Por allí Edinson Cavani dejó pasar el balón, que fue a parar a los pies de un Neymar que no pudo controlarlo. Sin embargo, el rechace de Nacho fue un regalo para Rabiot, que sin definir demasiado bien superó a Keylor Navas.

Cristiano al rescate con Asensio en plan pasador

Cristiano-Ronaldo-gol-penalti
La tranquilidad llegó al filo del descanso, cuando el árbitro señaló penalti por un claro agarrón de Lo Celso cuando Toni Kroos se metía dentro del área con opciones de mucho daño. Cristiano Ronaldo fue el encargado de transformarlo con un lanzamiento impecable, ya que Alphonse Areola no pudo evitar el gol pese a adivinar sus intenciones. El balón iba con demasiada potencia.

Aunque el PSG parecía estar más asentado en el campo en el segundo tiempo, creó menos peligro y acabó perdiendo el partido por culpa de la pegada del Madrid, que por cierto empezó con Gareth Bale en el banquillo e Isco en el verde.

PSG-gol-Rabiot
Los blancos buscaron el gol a la contra y lo encontraron gracias a Marco Asensio, que fue vital en los dos que fueron capaces de anotar. Primero poniéndosela a un Cristiano Ronaldo que tuvo mucha fortuna en el remate en el minuto 83, y poco después encontrando la bota izquierda de Marcelo, que con un remate poco ortodoxo superó a Areola para dejar a Unai Emery con una cara de circunstancias similar a la que puso en el Camp Nou cuando Sergi Roberto hizo el histórico 6-1.

Al PSG no hay que darle por muerto. Tiene jugadores de mucho nivel y puede meterse en la eliminatoria con un simple gol. Tendrá que hacer un partido muy serio en defensa el Madrid si no quiere dar por perdida la temporada mucho antes de lo normal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *