El Athletic es el único que se complica la vida en la Europa League


Ayer se disputaron los partidos de ida de los dieciseisavos de final de la Europa League. Atlético de Madrid y Valencia ganaron sus partidos a domicilio, mientras que el Athletic de Bilbao no pudo con el Lokomotiv de Moscú.

Los de Marcelo Bielsa se congelaron con la nieve y los menos 8 grados de la capital rusa. Iker Muniain adelantó a los vascos en el minuto 35 gracias a una genial jugada de Markel Susaeta. Sin embargo, los locales supieron darle la vuelta al partido con dos goles (Glushakov de penalti en el 60 y Caicedo en el 70) para dejar el marcador final en 2-1. San Mamés dictará sentencia.

El Atlético de Madrid confirmó su buen estado de forma en un coliseo tan importante como el Olímpico de Roma. Los de Diego Pablo Simeone no se arrugaron pese al tanto inicial de Miroslav Klose para la Lazio y terminaron ganando por 1-3. Adrián y Falcao, este último en dos ocasiones, le dieron la vuelta al marcador y dejaron la eliminatoria prácticamente finiquitada.

Por último, el Valencia supo ganar en campo del Stoke City por 0-1 en un partido muy complicado. Los ingleses apretaron todo lo que pudieron y más. Sobrepasaron el límite de lo reglamentario en más de una ocasión y trataron de marcar por mediación de Peter Crouch. Pese a tanto ímpetu, el único gol del partido (o mejor dicho golazo) lo anotó Mehmet Topal. El centrocampista turco mandó el balón a la escuadra con un excepcional disparo desde 35 metros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.