El Barça podría celebrar el título de liga ante el Madrid

Messi-Rakitic-y-Coutinho
El Barça cuenta ya con una ventaja de 11 puntos sobre el Atlético Madrid, tras el empate en el derbi ante el Real Madrid, y ahora solo queda saber la fecha en la que los azulgranas se alzarán con el título. Caprichos del destino, podría ser ante el eterno rival en el Camp Nou el próximo 6 de mayo. El morbo planea en las vísperas del Clásico.

Una posibilidad muy real

El reparto de puntos entre el Atlético y el Madrid deja abierta la posibilidad de que el líder, el Barça, celebre su vigésima quinta corona de LaLiga antes o al término del Clásico. Las cuentas no engañan. Si el Barça y el Atlético vencen en sus compromisos previos al Clásico, los de Ernesto Valverde podrían cerrar en dicha fecha el suspense al campeonato liguero, valiéndole, con estos números en la mano, un simple empate ante el Madrid. Se trata de una posibilidad nada rocambolesca dada la superioridad de los culés sobre sus siguientes rivales. El bloque catalán debe vencer al Valencia, el Celta de Vigo y el Deportivo de La Coruña y las cuotas ven muy favorito al Barça de cara a los mencionados partidos, empezando por las apuestas al ganador para la cita con el Valencia en el Camp Nou.

No obstante, en la ecuación hay que contar con el que el Atlético cumpla con su parte superando al Levante, Real Sociedad, Real Betis y Alavés antes del Clásico. Sin opciones reales al título, es probable que los del Cholo Simeone se centren de ahora en adelante en la Europa League y pueden dejarse varios puntos en el camino, por lo que también cabe la posibilidad de que el Barça ya sea campeón para cuando se mida al Madrid. Este supuesto abre el debate del pasillo. El Barça no se lo hizo al conjunto blanco tras proclamarse campeón del Mundialito hace unos meses y el mismo trato recibirá si logra el trofeo por parte del Madrid. Ya lo dijo Zinedine Zidane y cuenta con el respaldo de Florentino Pérez. La decisión personal del técnico francés puede enturbiar el ambiente dentro de la Selección solo unos meses antes de la disputa del Mundial de Rusia porque se desenterrarían los fantasmas de la época de José Mourinho, cuando la relación entre los internacionales del Madrid y el Barça era nula. Sergio Ramos, capitán del Madrid y la Selección, ha tratado de relativizar el posible gesto blanco.

Suarez-y-Rakitic

Puede acabar LaLiga como invicto

Lo cierto es que los jugadores azulgranas parecen estar poco preocupados por la intenciones blancas, tal y como quedó claro en la respuesta de Gerard Piqué a los periodistas tras la victoria sobre el Leganés. El líder está más pendiente en establecer un nuevo récord con Ernesto Valverde. Con su victoria ante los ‘pepineros’, el Barça comparte con la Real Sociedad el haber sumado 38 partidos seguidos sin perder. Ganando al Valencia establecería una nueva marca, pero el objetivo de la plantilla es el de cerrar el campeonato sin conocer la derrota frente a los 20 equipos del mismo. A día de hoy, el equipo de Valverde lleva 24 triunfos y 7 siete empates y solo necesitaría mantener la imbatibilidad durante siete jornadas más para ser el primer equipo que lo consigue. 

Parecía que LaLiga podría pasar de un momento a otro a segundo plano en el orden de prioridades del club, pero la sorprendente eliminación del Barça a manos de la Roma ha trastocado los planes de un Valverde que quería dar descanso a sus estrellas. Jugadores como Dembelé, Paco Alcácer o Coutinho iban a tener en sus manos en sus manos la responsabilidad de poner de su parte para llevar al Barça hasta horizontes sin explorar en el torneo de la regularidad, pero ahora no hay demasiados motivos para recurrir a las rotaciones.

Puede que el Barça de Valverde esté, en cuanto a espectáculo, lejos del de Pep Guardiola, Tito Vilanova o Luis Enrique, pero nadie puede negar que es el más regular que se ha visto nunca. Ya ha superado las mejores rachas sin perder de sus antecesores y jugará seguro la final de la Copa del Rey contra el Sevilla el próximo 21 de abril en el Wanda Metropolitano. Lo único que no podrá conseguir el ansiado triplete que sí lograron Guardiola y Luis Enrique, algo que sin duda alguna es un varapalo para unos aficionados que están acostumbrados a celebrar muchos títulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.