El Bayern golea al Leverkusen (2-6) y jugará la final de la copa alemana

Robben-feliz
Que nadie caiga en el error de pensar que el Real Madrid lo tiene chupado ante el Bayern de Múnich atendiendo a los dos últimos precedentes. Los alemanes siempre son temibles, y más estando Jupp Heynckes en el banquillo. El técnico más veterano de las grandes ligas de Europa ya sabe lo que es ganar un triplete y podría repetirlo esta temporada, ya que están en las semifinales de la Champions League, han ganado la Bundesliga y ayer se metieron en la final de la copa alemana, la DFB Pokal.

Gran noche de Müller, Thiago y Lewandowski

Obtuvieron el billete para la final con mucha solvencia, goleando por 2-6 a un Bayer Leverkusen que fue incapaz de frenar al mejor equipo del país con diferencia.

El primero de la noche lo anotó Robert Lewandowski, que fue el encargado de poner tierra de por medio muy pronto. En el minuto 3 aprovechó un buen disparo de Javi Martínez para desviarlo lo mínimo y hacer el 0-1. El segundo llegó solo 6 minutos más tarde, cuando Franck Ribéry se la sirvió en bandeja al segundo palo. El polaco, que no es de los que suelen desaprovechar regalos, definió con mucha calidad.

El Leverkusen recortó distancias en el minuto 16 gracias al acierto de Lars Bender, que cabeceó a gol una jugada a balón parado un tanto liado y polémica.

Leverkusen-Bayer
Con el 1-2 se llegó al descanso y tras la reanudación llegó el festival. Thomas Müller hizo el 1-3 en el minuto 52 y Thiago Alcántara se encargó del 1-4 en el minuto 61. El internacional español dio muestras de su calidad recogiendo un balón que quedó muerto en el área para definir con tranquilidad.

Müller repitió en el minuto 63 desviando un remate de Arjen Robben y el joven Leon Bailey recortó distancias con un gran lanzamiento de falta en el minuto 72. Sin embargo, el bueno de Müller, que anoche lució el brazalete de capitán, no se quiso ir a la ducha sin anotar un ‘hat-trick’ que demuestra que está en un gran momento de forma.

Hoy conocerán a su rival en la final

Esta noche sabrán a qué equipo tendrán que derrotar en la gran final del 19 de mayo. El Schalke 04 recibe al Eintracht de Frankfurt en el VELTINS-Arena. Los locales son favoritos, pero no pueden confiarse porque juegan ante el equipo revelación de la temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *