El Madrid se la vuelve a pegar en el Bernabéu y ya está a 7 del Barça

Share on Facebook8Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Cristiano-indignado
Lo del Real Madrid en casa empieza a ser muy preocupante. Ya se ha dejado 7 puntos en el Santiago Bernabéu y esa es precisamente la distancia que le separa del Barça, que es líder tras haber ganado los cinco partidos de LaLiga que ha disputado.

Zinedine Zidane
no da con la tecla, no encuentra la solución a un problema que les ha complicado la competición doméstica demasiado pronto. Hace poco dijo que era la más difícil del mundo y dejó caer que es la que quieren ganar por encima de todas, pero está claro que no están dando la talla.

Cristiano estuvo negado

La vuelta de Cristiano Ronaldo, que por fin cumplió los cuatro partidos de sanción, no sirvió para que los aficionados disfrutaran de la primera victoria en el Bernabéu dejando a un lado las logradas en la Supercopa de España y la Champions League.

El Madrid jugó ante el Betis como muchas veces, dejándose llevar por la inercia a la espera de que los goles cayeran por su propio peso. Sin embargo, su intermitencia no dio sus frutos y Antonio Adán apagó todos los fuegos que se originaron durante los 90 minutos. Fue una muralla que desquició a los blancos.

Cristiano-y-Bale

El Betis no jugó pensando que iba a perder

El Betis no se encerró descaradamente atrás. Hizo lo que otros equipos hacen en el Bernabéu, jugar con un descaro impropio de quienes se saben muy inferiores por plantilla. Lejos de agazaparse, dibujaron una línea defensiva adelantada y no renunciaron a los contraataques. Eso sí, Keylor Navas tuvo poco trabajo.

Gran partido de Adán

Dani Carvajal tuvo una de las más claras a centro de Cristiano en la segunda mitad, pero su remate, tal y como puedes comprobar en el vídeo que se muestra al final de este artículo, se topó con el poste izquierdo de la portería defendida por Adán cuando todo el mundo se había puesto en pie para celebrar el gol.

Toni Kroos también tuvo una ocasión destacable minutos más tarde, pero su disparo desde fuera del área acabó en córner. Adán voló y tocó el esférico lo justo para desviarlo. No había manera.

Madrid-Betis
No hubo noticias de Gareth Bale, Isco aparecía y desaparecía, y Marco Asensio tuvo que esperar su oportunidad en el banquillo sin ser capaz de ser decisivo cuando salió. De hecho, ni Borja Mayoral, que venía con confianza tras el gol que logró en Anoeta, fue capaz de abrir la lata.

El golpe que nadie esperaba

Quien sí la abrió, para sorpresa de todos, fue el paraguayo Tonny Sanabria. Los béticos aprovecharon la pasividad de los madridistas en el último minuto del tiempo de descuento. El danés Riza Durmisi fue avanzando sin que nadie fuera a por él y abrió a banda derecha, donde Antonio Barragán preparó un centro perfecto que superó a Sergio Ramos y encontró la cabeza de su compañero. El testarazo fue perfecto y el Bernabéu enmudeció. No era para menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *