España jugará la final de la Eurocopa tras sufrir ante Portugal


La selección española volverá a jugar la final de un torneo importante. Será la tercera consecutiva y tendremos la posibilidad de ser campeones de Europa por tercera vez en nuestra historia. Eso sí, el camino para llega hasta el partido final no ha sido fácil, más bien todo lo contrario.

Anoche Portugal planteó muy bien el partido y desactivó el fútbol de jugadores como Andrés Iniesta, Xavi Hernández o David Silva. Los jugones se quedaron en un segundo plano porque la presión de los de Paulo Bento fue increíble durante los 90 minutos del tiempo reglamentario. Lo dieron todo y consiguieron lo que se proponían: mantener la portería a cero ante una selección que había marcado en todos los partidos.

Es verdad que España no inquietó a Portugal, pero no menos cierto es que ellos tampoco hicieron nada del otro mundo. Sus ocasiones medianamente claras durante el partido se pudieron contar con los dedos de una mano. Fue un choque repleto de tensión y con menos ritmo de lo que se podía esperar.

Los lusos estuvieron muy bien físicamente. Con los dos días más de descanso que tuvieron salieron a comerse a los españoles en el Donbass Arena. Por suerte los nuestros pudieron resistir y al final se llegó a la prórroga.


En ese momento el partido se abrió. España gozó de sus mejores ocasiones y a punto estuvo de llegar la gloria con un remate de Andrés Iniesta tras un jugadón de Jordi Alba. Rui Patricio desbarató la ocasión con muy buenos reflejos cuando todo el mundo ya estaba cantando el gol.

Así las cosas, inevitablemente nos fuimos a la tanda de penaltis, donde por suerte logramos superar a los portugueses para estar en la final del próximo domingo a las 20:45 horas. Xabi Alonso empezó fallando, pero Iker Casillas paró el primer disparo de los portugueses, el de Joao Moutinho. Con las cosas igualadas, Andrés Iniesta, Gerard Piqué y Sergio Ramos no fallaron. El de Camas se quitó la espinita que tenía clavada por fallar un penalti ante el Bayern de Múnich y marcó al estilo Pirlo. Luego Bruno Alves lanzó el balón al larguero y Cesc Fábregas volvió a ser el héroe de la tanda de penaltis, tal y como ya sucedió en la última Eurocopa ante Italia.

Esta noche se conocerá quién será el rival de España en la final. Alemania es la gran favorita, pero no hay que olvidar a Italia, especialista en esta clase de encuentros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.