España pasa de jugar la repesca


‘La Roja’ fue más roja que nunca, y no solo porque por primera vez lució una indumentaria completamente roja. Los hombres de Vicente del Bosque dieron la talla en un partido muy importante de cara a la clasificación para el Mundial de Brasil. Vencieron por 0-1 a Francia y si no pasa nada raro la clasificación directa está en el bolsillo. Ya no hay que pensar en repescas.

El ambiente de Saint-Denis no intimidó a los nuestros, que cada vez están más acostumbrados a jugar esta clase de partidos. Saltaron al césped (que por cierto no estaba en muy buenas condiciones) con toda la confianza del mundo y apostando por lo que mejor saben hacer: tener el balón.

La posesión fue para España, aunque Francia supo replegarse bien atrás y en ocasiones llegó a presionar muy arriba. Sucedió especialmente durante los primeros minutos del partido, cuando las piernas de los jugadores galos todavía estaban frescas. Sin embargo, Didier Deschamps dio órdenes para que no se volvieran locos, ya que a ese ritmo no podían aguantar 90 minutos.

Xavi y Ribéry desaprovechan las mejores oportunidades

La primera ocasión clara fue para Xavi Hernández, ya que libre de marca y a tres metros de la portería pudo rematar un fantástico centro raso de Nacho Monreal. Su disparo se perdió por encima del larguero y más de uno pensó que no pasaba nada, que ya tendríamos más ocasiones claras.

La más clara del primer tiempo no fue para nosotros, sino para Francia. Franck Ribéry aprovechó un despiste de Gerard Piqué para plantarse solo ante Víctor Valdés, pero su control se fue un pelín largo y tuvo que rematar con el portero del Barça encima. Intentó tirarle un caño, pero la pierna derecha de Valdés tocó ligeramente el balón para desviar lo justo su trayectoria.

Pedro siempre aparece

Tras la reanudación España buscó con más insistencia el gol a sabiendas de que el empate no le valía. Llegó en el minuto 58 gracias a una gran jugada de Pedro Rodríguez, que combinó con Monreal (menudo partidazo el del lateral navarro) y remató de una forma poco ortodoxa para batir a Hugo Lloris con suspense incluido.


A partir de ese momento España gozó de más espacios porque Francia se fue a por el empate. Todo hasta que Paul Pogba se autoexpulsó por dos acciones absurdas que ocurrieron en menos de dos minutos. Primero le plantó la rodilla en la nuca a Xabi Alonso en un salto de cabeza, y luego cometió una plancha sobre Xavi que el húngaro Viktor Kassai no dudó en sancionar.

Así las cosas, los minutos fueron pasando y los nuestros no sufrieron demasiado. Lo peor fue un potente disparo de Ribéry y un centro envenenado de Valbuena que acabó con un peligrosísimo remate de Patrice Evra que fue anulado por fuera de juego de Laurent Koscielny.

Así está el Grupo I
1- España 11 puntos
2- Francia 10 puntos
3- Georgia 4 puntos
4- Bielorrusia 3 puntos
5- Finlandia 2 puntos

Lo que nos queda
Finlandia – España el 6 de septiembre
España – Bielorrusia el 11 de octubre
España – Georgia el 15 de octubre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.