Suben los impuestos para los futbolistas extranjeros


El Gobierno está dispuesto a aprobar una reforma que puede causar un gran revuelo. Las ventajas fiscales para los jugadores extranjeros de la Liga española podrían desaparecer. La reforma modificaría la ley de 2004 (la denominada Ley Beckham) y obligaría a los futbolistas extranjeros a tributar un IRPF del 43%, cifra que coincide con la que están pagando los futbolistas españoles en estos momentos.

Esto significaría que pasarían a pagar casi el doble, pues ahora mismo sólo pagan un 24% de impuestos. La ley se pondría en funcionamiento el próximo 1 de enero de 2010. Sin embargo, la Liga de Fútbol Profesional (LFP) amenaza con parar la Liga si esa modificación se lleva a cabo. Según los grupos parlamentarios, el régimen que se impuso en 2004 no consiguió atraer a directivos de multinacionales y sus sedes, algo que se pensaba que sí podría ser así. Por lo tanto, ese beneficio (que supera los 600.000 euros) se utilizó para pagar altísimas fichas a los jugadores.

Veremos en que termina todo esto. El Gobierno tendrá que decidirse antes del 31 de diciembre con la amenaza de la LFP. ¿Qué pensáis que pasará?

Astiazarán es reelegido como presidente de la LFP


José Luis Astiazarán continuará al mando de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) al ser el único que se presentó a las elecciones para la presidencia.El guipuzcoano, que ya lleva desde el 2005 ejerciendo este cargo, ha recibido el respaldo de 39 de los 42 clubes que hay entre primera y segunda división.

El dirigente de la LFP adelantó las elecciones dimitiendo antes para llevar a cabo una serie de proyectos que tiene en mente. Prácticamente nadie se opuso a su reelección y la Comisión Electoral ya ha dado el visto bueno al resultado electoral:

Al haberse presentado una sola candidatura a la Presidencia y, resultando ésta válida, se proclama presidente de la Liga Nacional de Fútbol Profesional a Don José Luis Astiazarán Iriondo, sin necesidad de celebrar Asamblea General Extraordinaria.

Astiazarán dimite como presidente de la LFP


José Luis Astiazarán acaba de dimitir como presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP). Pero no se piensen que lo ha hecho para desentenderse de su cargo, no. Lo ha hecho para volverse a presentar a las elecciones. Su mandato finalizaba en julio y ahora necesitará el apoyo de un 25% de la Asamblea General de la Liga para volverlo a hacer.

Durante este tiempo, los dos vicepresidentes, Javier Tebas y Jaime Barriuso, presidirán la LFP junto secretario general, Carlos del Campo. El 16 de abril se creará una Comisión Electoral compuesta por el Athletic de Bilbao, el Recreativo de Huelva, el Almería, el Murcia, el Huesca y la Real Sociedad. En los 45 días consecutivos se llevará a cabo el proceso electoral sin rebasar ese tiempo.