Francia sigue en la ruina


La selección francesa de fútbol empezó con muy mal pie su andadura en la fase de clasificación para la Eurocopa 2012, perdiendo ante Bielorrusia por 0-1. El nuevo equipo de Laurent Blanc demostró que la crisis que vive el combinado sigue siendo muy preocupante. La falta de confianza y el poco juego mostrado terminaron por arruinar un partido que todo el mundo veía ganado.

Un total de 75.000 espectadores se acercaron hasta el Estadio de Francia. Todo el mundo estaba con buena predisposición, incluido Nicolas Sarkozy, que tampoco quiso perderse el encuentro. Blanc dejó fuera del once titular a los hombres que la liaron en Sudáfrica, apostó por jugadores muy jóvenes y con poca experiencia. Eso gustó a la grada, pero el resultado final disgustó a más de uno.

Pasaban los minutos y Francia no era capaz de meterle mano a la selección número 78 del mundo. Así las cosas, el visitante Kyslyak se cansó y marcó el único tanto a falta de 4 minutos para el final. Era un jarro de agua fría que nadie se esperaba, aunque lo bueno es que todavía quedan muchos partidos por delante y el grupo que les ha tocado no es precisamente de los más difíciles, pues los rivales más complicados que tienen son Bielorrusia y Bosnia y Herzegovina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.