Futbolista griego suspendido de por vida por un saludo nazi


Muy pocos aficionados al fútbol en España conocían a Giorgios Katidis hasta el sábado, que fue cuando marcó el gol de la victoria ante el Veria y lo celebró con el característico saludo nazi. El centrocampista griego de 20 años no se lo pensó dos veces y levantó el brazo con la palma extendida y los dedos juntos cuando se dirigía hacia la grada sin camiseta.

Sanción ejemplar

Ése gesto le ha costado muy caro, ya que su club, el AEK de Atenas, está estudiando la posibilidad de sancionarle y hasta se habla de una hipotética rescisión de su contrato. De momento quienes ya han actuado han sido los responsables de la Federación Griega de Fútbol, que han anunciado a través de un comunicado que nunca volverá a enfundarse la camiseta de la selección, la misma que ha defendido en diversas categorías inferiores:

La acción del jugador de saludar a los espectadores al estilo de los nazis ofende gravemente a todas las víctimas de la barbarie nazi y lesiona de modo profundo el carácter pacífico y humano del fútbol.

Ahora se hace el tonto

Su entrenador, el alemán Ewald Lienen, trató de defenderle tras el partido comentando que no tiene ni idea de política, mientras que el propio Katidis ha dicho que el saludo nazi no significa nada para él. Como para creérselo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.