Goleada del Barça en Sevilla para poner la Liga al rojo vivo


Quién nos lo iba a decir cuando empezó la temporada. Creíamos que la Liga sería cosa de Barça y Real Madrid, pero el Atlético sigue ahí aguantando pese a la derrota de este pasado fin de semana en Almería.

Los rojiblancos han perdido el liderato en solitario, ya que ahora lo comparten con los dos grandes de España. Los tres equipos tienen 57 puntos y van a pelear hasta la última jornada por llevarse un título que va a saber a gloria para el que lo gane.

Madrid 4-2 Villarreal


El Madrid hizo los deberes el sábado. Jugó un partido muy serio sin Cristiano Ronaldo y se llevó los tres puntos sin problemas. Karim Benzema, Gareth Bale y Jesé se encargaron de marcar los goles, mientras que Mario Gaspar y Giovani dos Santos le dieron algo de emoción al partido.

Los hombres de Carlo Ancelotti no enamoran por su fútbol, pero tienen una pegada que da miedo. Jesé está en estado de gracia, Bale es capaz de aportar mucho partiendo desde la banda y Benzema se ha acostumbrado a marcar y ya lleva los mismos goles que anotó Ronaldo con la misma camiseta.

Almería 2-0 Atlético de Madrid


El Atlético se vio sorprendido por un Almería que logró tres puntos que no esperaba. Los andaluces supieron esperar su oportunidad y la aprovecharon a la perfección. Sufrieron en la primera parte pero pararon a Diego Costa. Lo mismo sucedió en la segunda, donde Diego, Arda y compañía lo intentaron en acciones esporádicas.

Tuvo que ser Verza quien abrió la lata a diez minutos para el final. El de Orihuela estableció el 2-0 definitivo desde el punto de penalti, ya que Dani Aranzubia fue expulsado por una acción dentro del área. Gabi se puso bajo palos porque el Cholo ya había hecho todos los cambios, pero no pudo hacer nada para evitar el gol que sentenció la contienda.

Sevilla 1-4 Barça


Los catalanes empezaron mal y todo hacía presagiar una nueva derrota. El gol de Alberto Moreno hacía saltar todas las alarmas, pero las cosas cambiaron antes del descanso.

Alexis empató en el minuto 34 con un cabezazo poco ortodoxo y Leo Messi, que volvió a ser el Messi de siempre, pudo por delante al Barça a un minuto del descanso. El argentino hizo el 1-3 tras la reanudación y Cesc Fábregas certificó la goleada a dos minutos para el final del partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.