Ibrahimovic se cobra una venganza con Materazzi


Desde siempre he criticado a todos aquellos jugadores que se emplean con excesiva dureza sobre un terreno de juego, aquellos a quienes no les importa lesionar a un rival de gravedad. En ese club tan miserable podemos encontrar a jugadores como Javi Navarro, Nigel de Jong o Marco Materazzi.

Éste último se ha caracterizado por ser un provocador toda la vida, por ir dando patadas y codazos a diestro y siniestro. Por eso, cuando veo que por un día en la vida es él quien que se lleva el golpe de turno no puedo evitar alegrarme.

Sé que está mal dicho, pero ayer Zlatan Ibrahimovic se cobró una venganza, la de haber recibido dos patadas terroríficas cuando era jugador de la Juventus. Curiosamente luego tuvieron que compartir vestuario en el Inter. Materazzi terminó en el hospital por un golpe en la cara, pero afortunadamente ya está en su casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.