Indignación por la patada de un entrenador ruso a un niño en un partido

partido peques
Si digo que es un ser despreciable me temo que me quedo corto. Lo que ha ocurrido en Rusia, concretamente en un partido disputado en Moscú, no tiene perdón. Un entrenador de niños le dio una patada a uno de sus pupilos justo cuando éste se acercó a la banda. Como consecuencia de la misma, y como podrás apreciar al final de este artículo, el pequeño se fue al suelo.

Juegan para divertirse

Se enfrentaban el Lokomotiv de Moscú y el Brateevo de Moscú. Todo transcurría con normalidad, pero hubo algo que no le gustó al entrenador, que ni corto ni perezoso se ensañó con un pobre niño indefenso en un acto que dice muy poco de él como ser humano. ¿Acaso no juegan para divertirse y lo hacen lo mejor que pueden?

Por suerte podemos afirmar que ha perdido su trabajo. Eso de entrada, porque lo más probable es que la justicia rusa actúe para que haya una sanción más allá de la profesional. Personas así no merecen tener la suerte de dirigir a un equipo de niños con ganas de aprender.

Breves,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.