Italia acaba con Alemania para citarse de nuevo con España


Alemania tendrá que conformarse con mandar en el plano económico en Europa, que la verdad es que no está nada mal. En fútbol serán España e Italia los países que se jugarán la gloria el próximo domingo a partir de las 20:45 horas. Ambas selecciones se medirán en un partido muy esperado que se disputará en el Estadio Olímpico de Kiev.

Los hombres de Cesare Prandelli jugaron un partido muy serio y se ganaron a pulso estar en la final venciendo por 1-2. Tanto se habló de los de Joachim Löw como favoritos que al final se vio un encuentro totalmente distinto a lo que se esperaba. Italia tuvo el balón, se gustó e incluso pudo golear.

Balotelli decide, Pirlo maneja y la defensa es un muro

La nueva Italia de Prandelli no es una Italia rácana, más bien todo lo contrario. Cuando tiene el balón lo cuida al máximo y cuando no lo tiene defiende con uñas y dientes. Es un bloque sólido que sabe a lo que juega, que sabe explotar sus virtudes y que recurre a las ayudas constantes para no ofrecer ninguna ventaja al rival.

Si a todo esto le sumamos que Mario Balotelli y Andrea Pirlo visten la camiseta de la Azzurra, normal que se hayan plantado en la final. El delantero del Manchester City decidió el partido en la primera mitad con dos golazos. El primero de cabeza en el minuto 20 tras un gran centro de Antonio Cassano. El segundo tras definir con un potente disparo por la escuadra ante el que nada pudo hacer Manuel Neuer.

Pirlo se encargó de manejar a la selección italiana a su antojo. Mimó el balón como a él le gusta y demostró que la edad no le pasa factura. Es la extensión de Prandelli en el campo y eso se nota.

Por último, hay que destacar el trabajo defensivo. Las estrellas alemanas se toparon contra un muro infranqueable que apenas concedió ocasiones de gol claras. Y claro, luego también está Gianluigi Buffon, que apareció cuando se le necesitó para salvar los muebles.

En fin, España tendrá que tener mucho cuidado con Italia. En el primer partido de la Eurocopa empataron a un gol y dio la sensación de que los nuestros no jugaron como siempre. Es verdad que el césped del estadio de Gdansk estaba muy seco, ojalá no esté igual para la final. Sea como sea, hay que salir a por todas y sin miedo a perder, pues ‘La Roja’ ya ha hecho historia y ahora sólo puede agrandarla todavía más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.