Khedira no se siente querido en España


Sami Khedira ha explotado. El centrocampista alemán del Real Madrid se ha sincerado más de la cuenta en una entrevista concedida a la revista Kicker, una de las más importantes de su país. Además de hablar de la marcha de Mesut Özil como algo negativo para el club, ha analizado su situación actual, que no es precisamente la ideal:

Yo no soy un jugador español, no costé mucho dinero y soy un discípulo de Mourinho. Lamento que me traten así, pero no me hace infeliz, no me interesa su opinión. No voy a ser amado por la prensa, sólo pido respeto, cosa que no está ocurriendo actualmente.

Descontento con la prensa y la afición

Eso es lo que ha dicho de la prensa española, pero estoy seguro de que opina lo mismo de los aficionados. A Khedira nunca se le ha colocado en un pedestal porque no es uno de esos jugadores que enamoran. Es un centrocampista trotón que no brilla por su calidad con el balón en los pies. Se deja la piel en cada partido, pero su rendimiento no termina de convencer a una parroquia más entregada a centrocampistas como Xabi Alonso o Luka Modric.

¿Será traspasado cuando termine la temporada?

El futuro de Khedira está lejos del Madrid. Tiene 26 años y su contrato expira el próximo 30 de junio de 2015. Todavía queda mucho y la renovación es posible, pero lo más normal es que salga durante el próximo verano para dejar algo en caja. Con Asier Illarramendi y Casemiro la posición de pivote defensivo está garantizada durante los próximos años. Y si a eso le sumamos el presunto interés por Ilkay Gündogan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.