La alimentación de un futbolista

Cristiano Ronaldo
No solo de técnica, táctica, físico y mentalidad vive un futbolista. Para que todas esas cualidades funcionen es necesario que detrás haya una buena alimentación. Una alimentación enfocada a mejorar el rendimiento de un deportista que entrena y juega dándolo todo semana tras semana.

Como sucede en cualquier deporte que requiere un esfuerzo físico considerable, en la élite se siguen una serie de dietas que están programadas al milímetro. En el caso del fútbol, cada jugador es un mundo. Por eso no todas las dietas son iguales. Lo más importante es que sean equilibradas y suficientes, pero a partir de ahí puede haber variantes de todo tipo.

Aunque creas que puede resultar demasiado complejo, lo cierto es que existen una serie de claves que te pueden ayudar a obtener la energía que necesita tu organismo. En resumidas cuentas, puedes optimizar tu trabajo en los entrenamientos y mejorar tu rendimiento en los partidos siguiendo los consejos que te cuento a continuación.

Hidratos de carbono

carbohidratos
Son indispensables. Son la fuente de combustible a la que todo deportista debe recurrir. Van a parar a los músculos y de ahí no se mueven hasta que recurre a ellos en pleno ejercicio. Eso quiere decir que un futbolista debe hacer todo lo posible por darle hidratos de carbono a su organismo.

Alimentos como los cereales, el pan, la pasta, el azúcar, las legumbres, las frutas o la leche son ricos en hidratos de carbono.

Proteínas

proteinas
Te ayudan a reparar y fortalecer los músculos. Con un alimentación equilibrada no tendrás problemas para lograr el aporte de proteínas que necesitas. Aquí hay que hablar del lomo embuchado, las legumbres, las carnes sin grasa, los cereales, el pescado o los productos lácteos.

La clave no es está en ingerir una gran cantidad de proteínas. Lo más importante es saber cuándo tomarlas. Lo ideal es recurrir a ellas con más frecuencia cuando se lleva a cabo ejercicio físico, ya que de esta forma el cuerpo es capaz de absorber los beneficios del mismo.

El desayuno

desayuno
Debes prestar mucha atención a lo que comes durante la primera comida del día. Es la más importante de todas, la que sirve para que tus músculos y tu cerebro se activen. En la dieta del futbolista no pueden faltar el pan o los cereales como embajadores idílicos de los hidratos de carbono. Tampoco la leche, el café y las frutas, que como sabes aportan vitaminas.

Después de entrenar

batido
Cuando se termina el entrenamiento y llegas a casa hambriento, la prioridad es rellenar los depósitos de glucógeno, que es como se almacenan los carbohidratos en nuestro cuerpo. Es el mejor momento para ingerir carbohidratos porque es cuando el cuerpo mejor los asimila. Es el tiempo de los batidos, que también proporcionan proteínas.

Moderación

turron
El futbolista puede comer lo que quiera entre comillas. No se le prohíbe absolutamente nada. Eso sí, debe hacerlo con moderación y consciente de las consecuencias que puede tener en su cuerpo. Hay organismos que asimilan bastante bien la ingesta de grasas y otras sustancias poco recomendables, pero hay otros que no lo llevan tan bien. Por eso las vacaciones de Navidad son tan peligrosas. Los entrenadores echan mano de las básculas y ponen en vereda a los que han vuelto con unos kilos de más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *