Las lágrimas de Rakitic en su despedida del Sevilla

Ivan Rakitic
Han sido tres temporadas y media muy intensas. Ivan Rakitic se ha hecho grande en la Liga gracias al Sevilla, que le ha otorgado todos los galones y le ha puesto el brazalete de capitán para comandar un proyecto que se solidificó con la llegada de Unai Emery al banquillo.

Ahora, con 26 años y mucho fútbol por delante, ha decidido dar el paso de fichar por un gran club. Jugará en el Barça porque quiere ganar más títulos, y también porque va a cobrar más. Esto último no lo ha dicho porque queda feo decirlo, pero en cualquier caso todos entendemos su decisión porque se va para progresar.

Un sevillista más

Se ha despedido con lágrimas en los ojos y calificándose como un sevillista más. Deja la puerta abierta a un hipotético retorno y se va como todos los jugadores deberían abandonar sus clubes, con el apoyo de una afición a la que le duele perder a su capitán, pero que entiende que era la mejor decisión que podía tomar. Además, deja dinero en caja, y eso siempre ayuda a solucionar problemas. Seguro que Monchi se encargará de invertirlo tan bien como lo hizo en su día cuando contrató al centrocampista croata, por el que tan solo pagaron 1,5 millones de euros al Schalke 04.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.